TENSO ACTO

Otro tenso encontronazo entre Doña Letizia, el Rey Felipe y Pedro Sánchez incendia el PSOE y la campaña del 10-N

Otro tenso encontronazo entre Doña Letizia, el Rey Felipe y Pedro Sánchez incendia el PSOE y la campaña del 10-N
Pedro Sánchez, el Rey Felipe y Doña Letizia, evitan mirarse.

Las relaciones entre el Rey Felipe VI y Pedro Sánchez son pésimas desde que el líder del PSOE y presidente del Gobierno se haya mostrado siempre muy tibio y con cesiones frente a los desafíos de las instituciones catalanas y de los golpistas independentistas. Por si fuera poco, en los últimos meses la cosa ha ido a peor por culpa del ‘inmovilismo’ de Sánchez.

Algunas fuentes cercanas a La Zarzuela han deslizado que el Monarca responsabiliza directamente a Sánchez del fracaso de esta legislatura y de la nueva convocatoria electoral, situación nada positiva para España por la paralización del país en un momento especialmente delicado en lo político y económico.

El distanciamiento entre ambos se hace muy evidente en público. De hecho, en los diversos actos institucionales en los que coincide el presidente del Ejecutivo con los Reyes son muchos los comentarios de quienes habitualmente los siguen de cerca (prensa especializada en la Casa Real) en el sentido de la nada sintonía entre ellos y hasta de las malas relaciones.

Famosa fue una fotografía, publicada por Periodista Digital y que se hizo viral, captada el pasado mes de mayo, durante la capilla ardiente de Alfredo Pérez Rubalcaba en el Congreso de los Diputados y en la que se podía observar a un Rey Felipe que ni siquiera miraba a Sánchez y una Letizia Ortiz con gesto de desprecio hacia él.

Esto ocurría el mes de mayo, pero las relaciones ni mucho menos han mejorado. Así, una situación parecida se producía este miércoles 2 de octubre durante una reunión extraordinaria en Aranjuez del Instituto Cervantes. En ella se escenificaba perfectamente la tensión entre los Reyes y el presidente del Gobierno. Pese a estar, en la mesa presidencial, a escasos centímetros, se evitaron durante todo el día las miradas.

Fue imposible tomar una fotografía con los protagonistas interactuando y la tensión fue en aumento. Nada hubo más allá de los saludos protocolarios y, tanto Don Felipe como Doña Letizia, se mostraron tan distantes que la situación fue insostenible y el ambiente irrespirable, algo que resultó evidente no ya para los periodistas sino también para los invitados.

Según ha podido saber Periodista Digital de fuentes próximas la presidencia del Gobierno, en La Moncloa ha sentado especialmente mal este ‘nuevo feo’ de los Reyes a Pedro Sánchez, no ya por la acumulación de desencuentros sino sobre todo por las elecciones que se avecinan y el daño que esta mala relación entre Gobierno y la Corona puede causar al PSOE.

Fuentes socialistas, cercanas a Sánchez, comienzan a difundir la idea de que Don Felipe “es un Rey de derechas”.

VEA ‘EL QUILOMBO’ – PROGRAMA COMPLETO

Te puede interesar

Autor

Salomon Lush

Experto en redes sociales y especializado en información política y medios de comunicación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído