SE ACONSEJA DISPARAR CON FUEGOS ARTIFICIALES A LOS HELICÓPTEROS

Manual para manifestante ‘indepe’ en Cataluña: ‘Cócteles molotov a 130 grados para derretir los trajes de los policías y quemarlos vivos’

El 'Black Bloc', 70 páginas de un compendio del perfecto terrorista

El documento es como para echarse a temblar. Cataluña y, más en concreto Barcelona, está siendo el objetivo desde el 14 de octubre de 2019 de diversas protestas nada pacíficas como contraposición a la sentencia del Supremo que condena a varios años de cárcel (menos de los esperados) a los políticos golpistas que perpetraron el referéndum independentista del 1 de octubre de 2019.

Los de la ‘revolución de las sonrisas’ escondían una realidad mucho más cruda y virulenta como se está comprobando noche tras noche en la Ciudad Condal. Y todo responde a un nombre, el ‘Black Bloc‘, un manual de guerrilla urbana que pone literalmente los pelos de punta ante algunas de las cosas que en él se exponen.

Los CDR independentistas incendian barricadas en el centro de Barcelona.

En 15 capítulos y poco más de 70 páginas el lector de este texto se puede topar con ‘perlas’ del calibre siguiente:

La guerrilla urbana en Barcelona recomienda lanzar a la policía cócteles a 130 grados para derretir su traje y lanzar cohetes a los helicópteros para poder escapar y si se puede en metro. Es muy efectivo volcar los contenedores de botellas, así se proporciona munición a decenas de manifestantes durante una hora y para lanzar cócteles molotov lo más fácil es utilizar una botella de cristal de medio litro, llenar tres cuartas partes con gasolina, cerrar bien la botella y atar una tira de trapo en el cuello del recipiente.

Incendios y violencia indepe en Barcelona.

Sobre la quema de vehículos detallan que:

Se realiza para retrasar el avance de la policía aunque solo lo recomendamos en caso de extremo peligro para los activistas. Lo más efectivo es cruzar coches entre varios manifestantes (mínimo 4 o 5) agarrar el coche por uno de los extremos y levantar. Esto ralentiza el avance de los furgones de antidisturbios y da tiempo a los manifestantes para pensar y reorganizarse. Y para descentralizar la acción se recomienda crear diferentes focos autónomos de resistencia, desbordando el esquema represivo de los antidisturbios y esto se consigue moviéndose en grupos pequeños haciendo más difícil la localización por parte de los helicópteros.

Finalmente, también se aconseja a los vándalos integrantes de estos grupúculos perfectamente organizados no solo que vistan con ropa cómoda, sino también oscura, a ser posible negra, para así dificultar mucho más su localización e identificación a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Te puede interesar

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído