VIVÍA EN ZARZUELA

Terremoto en Casa Real: filtran el cruel comportamiento de Doña Letizia con alguien muy querido en Palacio

Terremoto en Casa Real: filtran el cruel comportamiento de Doña Letizia con alguien muy querido en Palacio
Doña Letizia, en una imagen en La Zarzuela.

Cuando creíamos que lo habíamos visto todo de Jaime Peñafiel, el veterano y vengativo cronista de las Casas Reales ha subido el listón de sus críticas y comentarios contra la Reina Letizia y ha puesto al descubierto, en su habitual columna en LOC, un hecho que al parecer sucedía en Palacio hace unos años y que en su día provocaron profunda conmoción en La Zarzuela.

Según el testimonio de Peñafiel, que según ha podido comprobar Periodista Digital ha agotado la paciencia en la Casa Real, todo ocurría hace más de cuatro años (en mayo de 2015) con motivo de la Primera Comunión de la Princesa LeonorDoña Letizia decidió entonces regalarle su primera mascota, una pastor labrador que bautizó con el nombre de Sara. ‘¿Qué tiene de malo?’. Nada, salvo que fue la consorte la que, en 2004, cuando todavía era una recién llegada a Zarzuela, decidió “poner de patitas en la calle” a “Puskin, el schnauzer negro que, durante muchos años, formó parte de la vida del Rey Felipe”.

Don Felipe sentía mucho aprecio por su mascota, tanto que sus padres tuvieron que llevarlo con ellos cuando fueron a visitarlo mientras estudiaba en Estados Unidos. “Doña Sofía decide darle una gran sorpresa: llevarle a su perro. La reina advirtió que el pobre animal, acostumbrado a que Don Felipe le diera de comer todos los días, se negaba a ello y se pasaba todo el tiempo buscándole por la casa”, cuenta Peñafiel.

Tal y como recoge esta información, el entonces Príncipe de Asturias tenía tanto cariño a Puskin que incluso evitaba avisar al servicio cuando la mascota vomitaba, sino que lo limpiaba él mismo. “Nadie de los Borbones amaba al perro tanto como él”, insiste el periodista experto en Casa Real.

El entonces Príncipe Felipe con su querido ‘Puskin’.

Una pregunta lógica surge de este incidente:¿por qué permitió que una recién llegada pusiera a su fiel amigo “de patitas en la calle”. Jaime Peñafiel explica que: “eran otros tiempos. Ella acababa de entrar en la casa mandando mucho y él debía estar, entonces, muy enamorado para permitirle echar a su perro de la casa”.

Y aporta un dato estremecedor sobre la suerte que corrió el perrito y que deja por los suelos la humanidad de Doña Letizia:

“Dicen que el pobre debió ser devorado por las alimañas del monte de El Pardo”.

Y Peñafiel culmina su relato con un dato final y muy comprometido sobre la relación entre los actuales Reyes: Don Felipe nunca perdonó que Letizia Ortiz adoptara esta cruel decisión”.

VEA ‘EL QUILOMBO’ – PRESENTADO POR LUIS BALCARCE

Te puede interesar

Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído