Andalucía se «pone las pilas» en I+D+i

Andalucía se "pone las pilas" en I+D+i

Dice el refrán que «una cosa es predicar y otra dar trigo» y es justo lo que ha pasado con la Junta de Andalucía gestionada por el PSOE. Se «venían arriba» cuando hablaban de la apuesta de la Junta por la innovación, por las nuevas tecnologías, bla, bla bla.

La tozuda realidad es que las ayudas de la Junta  se paralizaron en las convocatorias de 2017 y 2018 y que ha tenido que ser ahora, después de dos años, cuando se ha desbloqueado la situación.

La Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad ha concedido ayudas por valor superior a 37 millones de euros destinadas al fomento de actuaciones de I+D+i que estaban paralizadas por el anterior Gobierno autonómico. Estos incentivos, dirigidos a las universidades públicas andaluzas y a las entidades públicas y privadas de investigación, responden a tres convocatorias abiertas en los ejercicios 2017 y 2018 que permanecían estancadas y a las que el actual Ejecutivo andaluz ha dedicado el máximo esfuerzo para reactivarlas, dado el gran impacto que estos recursos tienen en la actividad de los grupos de investigación andaluces.

Ayudas paralizadas por el gobierno anterior y nuevo impulso a la I+D+i

Además de estos más de 37 millones de euros en ayudas que se acaban de resolver, el departamento que dirige Rogelio Velasco está acelerando los procedimientos para cerrar otras tres convocatorias heredadas igualmente del Gobierno anterior y que no habían sido resueltos y que suman 46 millones. En esa cuantía se incluyen las subvenciones para la realización de proyectos de I+D+i tanto a centros públicos (35 millones) como a privados (8 millones); además de las becas Talentia Senior, dotadas con casi tres millones y cuya resolución es inminente.

Paralelamente a esos trabajos para resolver los incentivos pendientes, la Consejería de Economía ha comenzado a lanzar nuevas líneas de incentivos a universidades y entidades públicas de investigación. El primero de estos nuevos programas permitirá la contratación de 257 jóvenes doctores con un presupuesto de casi 32 millones de euros. Esta iniciativa tiene como finalidad la contratación, por un período máximo de tres años, de investigadores posdoctorales demandantes de empleo o poseedores de la tarjeta de mejora de empleo, que hayan obtenido su doctorado en los cinco años previos a la convocatoria.

A éste se suma el programa de actuaciones de transferencia para el impulso de los Campus de Excelencia Internacional (CEI) en las áreas de especialización de la estrategia RIS3, al que se dedican 6 millones de euros en 2019. Con esta iniciativa se pretende desarrollar proyectos tractores singulares liderados por las universidades públicas andaluzas, con el objeto de reforzar las sinergias entre los agentes del sistema andaluz del conocimiento y las empresas en los ámbitos de investigación prioritarios.

Junto a estas convocatorias ya publicadas, el Ejecutivo andaluz tiene muy avanzada una línea de incentivos para la realización de proyectos de excelencia de I+D+i destinadas a universidades y entidades públicas de investigación (45 millones de euros). Por otro lado, el Centro Informático Científico de Andalucía (CICA) ha puesto en marcha la contratación de un nuevo clúster de supercomputación intensiva de gran potencia y rendimiento por un valor de 3,5 millones que saldrá a licitación antes de finales de año. Una vez instalado, se convertirá en uno de los supercomputadores de mayor potencia a nivel nacional que estará a disposición de las universidades y demás agentes andaluces del conocimiento.

 

 

Autor

Ramsés Laguna

Ramsés Laguna, un enamorado de Castilla y León, empeñado en escribir.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído