MIQUEL OLIVER, MIEMBRO DE MÉS-ESQUERRA, LA MARCA BLANCA DE ERC

Este es el perfil del odiador alcalde de Manacor, único enemigo de Rafa Nadal fuera de las pistas: separatista y rencoroso de tres pares de raquetas

 

Este es el perfil del odiador alcalde de Manacor, único enemigo de Rafa Nadal fuera de las pistas: separatista y rencoroso de tres pares de raquetas
Rafa Nadal y Miquel Oliver.

El tipo responde al nombre de Miquel Oliver, alcalde de Manacor, y acerado enemigo de Rafa Nadal por mucho que intente edulcorar su odio hacia el tenista mallorquín.

El primer edil manacorí, que intenta defender en una entrevista en el diario El Español su pasión por el número uno del mundo y reciente campeón de la Copa Davis con España, las ha tenido de todos los colores con Nadal y todo su entorno desde hace casi un lustro.

Todo comenzó cuando Oliver fue desalojado a finales de 2015 de la alcaldía por una moción de censura encabezada por el Partido Popular y apoyada por otro partido de corte insular. Desde ese momento, el líder local de Més-Esquerra, la marca blanca de ERC, buscó cualquier excusa para atacar directa o indirectamente al entorno de Nadal.

El hoy de nuevo alcalde de Manacor se tatuó en el brazo el símbolo #144 para dejar constancia del número de días que le dejaron ser alcalde tras las elecciones locales de 2015 y siempre pensó, aunque él lo niegue, que detrás estaba la presión de los Nadal por el tema de la academia de tenis.

Esa instalación ha sido para Oliver su quebradero de cabeza y cada vez que ha tenido ocasión de meter la zarpa (y la pata) no la ha desaprovechado. Así, en una visita del monarca emérito Juan Carlos I a ese recinto usó Twitter para meterse con el rey y mofarse de su afición a cazar elefantes.

Posteriormente llegó a acusar al tenista de no pagar ciertos impuestos municipales y, entre medias, asegura que el tío de Nadal buscó su intermediación para conseguir que la academia de tenis tuviese también un uso hotelero.

Los que conocen a Oliver aseguran que le da auténtica alergia ver a Rafa Nadal llevar con orgullo la bandera de España. Él se sentiría mejor si el tenista de Manacor portase la estelada. Normal en un edil que hace poco suspendió por sus reales decretos un pleno por la condena a los Junqueras y demás patulea independentista, amén de jurar en su momento el cargo de alcalde por esos presos del lazo amarillo.

Te puede interesar

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído