¿CONVICCIÓN O EL PRECIO DE LA COALICIÓN?

4 datos que demuestran que Pedro Sánchez ha convertido a España un bastión de la dictadura chavista

4 datos que demuestran que Pedro Sánchez ha convertido a España un bastión de la dictadura chavista
Pedro Sánchez y Nicolás Maduro.

Rusia y China eran hasta ahora, potencias aliadas del régimen chavista, los países con economías poderosas que permitieron que en el 2019 Nicolás Maduro sobreviviera pese a las sanciones impuestas por Estados Unidos.

Sin embargo, a pesar de haber reconocido a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela el pasado mes de febrero de 2019, Pedro Sánchez ha convertido a España en la nueva alianza de la dictadura bolivariana, un apoyo fundamental por el peso que tiene el PSOE en la poderosa Unión Europea.

La nueva coalición del PSOE y Unidas Podemos (además de Bildu y Esquerra Republicana de Cataluña) ha dejado ver donde están los intereses actuales del aún Gobierno en funciones y una muestra de ello ha sido el intento de extracción de algunos exmiembros del gobierno de Evo Morales de la embajada de México en Bolivia.

Pero aunque es el evento más escandaloso protagonizado por Pedro Sánchez como máximo representante del ejecutivo, no necesariamente es el más importante.

Josep Borrell: «Si Maduro no se quiere marchar…»

El máximo representante de la diplomacia europea, Josep Borrell, es un eslabón clave para la subsistencia del régimen chavista a pesar del consenso internacional que pretende la salida del dictador Nicolás Maduro y acabar con la crisis que afecta principalmente a países suramericanos como Colombia, Perú y Ecuador.

Borrell declaró nuevamente, el pasado 18 de diciembre, que no cree en la injerencia humanitaria, pero tampoco en las sanciones como medidas para forzar el fin de la narcodictadura.

«Hay que ser realista, las cosas son como son. Casi un año después Guaidó sigue donde estaba y Maduro donde está. Si Maduro no se quiere marchar tenemos un problema, esto no se arregla con invocaciones a la divinidad».

Es una muestra del giro que ha dado la España de Pedro Sánchez, que también ha dado su más grande manifestación de amistad a la dictadura cubana, lo hizo cuando, en noviembre de 2019, obligó al rey Felipe VI a realizar la primera visita oficial de un jefe del Estado español a Cuba.

Borrell ha reconocido en diferentes oportunidades su desprecio a Donald Trump, a quien llegó a calificar de «cowboy americano» por su fuerte postura contra los regímenes de Nicaragua, Cuba y Venezuela.

La «escapada» de Hugo ‘El Pollo’ Carvajal

El pasado 13 de noviembre se pudo conocer que el exjefe de inteligencia de Hugo Chávez, Hugo Carvajal, había huido de España. La situación se convirtió en un escándalo que dejó mal parada a España, pues la Audiencia Nacional había autorizado la extradición del exmilitar a Estados Unidos, un proceso que duró meses, pero que finalmente terminó con la desaparición del acusado por querer «inundar de cocaína» a la primera potencia del mundo.

Carvajal, de 59 años, había sido detenido en España el pasado 12 de abril en virtud de una orden de arresto emitida por Estados Unidos, pero fue dejado en libertad.

El pasado septiembre la AN había denegado la entrega y lo puso en libertad al considerar que Estados Unidos la pedía “por una motivación política”, dada su condición de antiguo jefe de la contrainteligencia venezolana, y reprochó a las autoridades norteamericanas que no había concretado los cargos que le imputaba. Sin embargo, la Fiscalía recurrió esta primera decisión y el tribunal decidió finalmente por lo que luego se aceptó la extradición.

El Banco de España y las transacciones del régimen

El pasado 31 de octubre Patricia Laya de Bloomberg desveló que, mientras un elevado número de bancos en todo el mundo se niega a mover dinero en nombre del presidente Nicolás Maduro, el régimen encontró en el Banco de España una fórmula para saltarse las restricciones norteamericanas.

Según la periodista, los funcionarios del Banco Central de Venezuela dicen a sus contratistas que pasar por el Banco de España es una opción para hacer y recibir pagos fuera del país, y advirtieron que aún podría tomar al menos un mes para liquidar las transacciones debido a un mayor escrutinio, dijo una de las personas.

Sin embargo, posteriormente el Banco de España zanjó la polémica con un comunicado diciendo que «la cuenta a la que hace referencia la noticia sólo permite realizar trasferencias con origen y destino en el Banco Central de Venezuela» cosa que no impide que sea utilizado para que la dictadura haga y reciba pagos a nivel internacional, pero además de dejar claro que la cuenta seguiría activa, afirmaron que:

«El saldo de la misma es relativamente pequeño y no ha tenido variación significativa en el último año. Básicamente está siendo utilizada para pagar los gastos de funcionamiento habituales de las relaciones diplomáticas entre ambos países y por organismos supranacionales para hacer llegar fondos a sus oficinas en Venezuela, al no poder usar la vía de la banca comercial».

El apoyo al embajador de Maduro, Mario Isea

A pesar de que Pedro Sánchez reconoció a Juan Guaidó como presidente interino y le permitió nombrar a un miembro de su ejecutivo como representante, el pasado mes de octubre el periódico español ABC desveló que Pedro Sánchez sigue invitando a Mario Isea como embajador de Venezuela a los actos protocolares, mientras que Antonio Ecarri solo es reconocido como un «representante de Guaidó».

Según informaba ABC, lo dejaron como una mera «figura que no tiene status diplomático, ni representatividad ni dependencias desde las que realizar su actividad».

Autor

Jesús Mitchelle Torres

Licenciado en ciencias fiscales (ENAHP – IUT), especialista en auditoría de Estado (Universidad Simón Bolívar) y magíster en gerencia pública (IESA) con siete años de experiencia como auditor de Estado en Venezuela.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído