RETRASO EN FORMAR GOBIERNO

La ‘primera’ y grave crisis entre PSOE y Podemos: el retorcido plan de Sánchez para forzar la dimisión de Iglesias y Montero

La 'primera' y grave crisis entre PSOE y Podemos: el retorcido plan de Sánchez para forzar la dimisión de Iglesias y Montero

Con la ajustada investidura del socialista Pedro Sánchez este martes 7 de enero de 2020 en el Congreso, arranca una legislatura cargada de incógnitas y sobre todo con poca pinta de durar por la inestabilidad política que se antoja con socios tan variopintos como nacionalistas vascos, proetarras de Bildu o sediciosos catalanes, que ya han anunciado que les “importa un comino” la gobernabilidad de España. Gabilondo hunde al Gobierno, por débil, antes de nacer: «No vamos a tardar en tener la primera crisis». 

Por si fuera poco, la desconfianza es total con el principal socio del PSOE, Podemos. Aún no ha echado a andar el primer Gobierno de coalición de nuestra democracia y las desavenencias son importantes entre socialistas y podemitas.

En este sentido, según ha podido saber Periodista Digital de fuentes próximas a la formación morada, ya se ha producido una grave enfrentamiento entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias a costa de lo que ellos consideran una ‘sucia’ maniobra del ya presidente socialista, una discusión que tiene su origen en una petición de última hora de Sánchez.

Así, según explican las fuentes consultadas, Pedro Sánchez ha exigido que todo aquel que forme parte de su Ejecutivo tiene que hacerlo ocupando el 100% de su tiempo y responsabilidades y para ello es de obligado cumplimiento que renuncien a su acta de diputado. Los socialistas justifican esta ‘orden’ con un argumento sencillo: “las fuerzas están tan divididas en el Congreso que un solo voto puede ser determinante para asuntos claves”.

El equipo de Pedro Sánchez ha explicado a Podemos que las obligaciones de los ministros (actos institucionales junto a los Reyes, viajes internacionales…) en muchas ocasiones les hace imposible acudir a las sesiones del Congreso y su ausencia podría hacerles perder importantes votaciones.

Pero en Podemos la respuesta ha sido contundente en sentido negativo: ni Pablo Iglesias, ni Irene Montero, ni Yolanda Díaz, ni Alberto Garzón van a dejar sus actas de diputado. La desconfianza es tal que en Podemos creen abiertamente que es una artera maniobra de Sánchez para en una hipotética crisis de Gobierno quitárselos de en medio, en año y medio, cesándolos como ministros y sin voz en el Congreso.

Por este motivo, y pese a las exigencias de Pedro Sánchez, los futuros ministros de Podemos no van a dejar en ningún caso su escaño. Este primer grave desencuentro entre los dos socios de Gobierno ha sido la causa del retraso de la composición del Gobierno, que se esperaba para este miércoles o jueves y que sin embargo se ha aplazado al menos hasta la próxima semana.

Las mismas fuentes consultadas por PD han asegurado que la situación “hoy en día se puede definir como de ‘fuertes discrepancias’ entre PSOE y Podemos”.

Te puede interesar

Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído