El expresidente de España afirma que aún sigue “ayudando” pese a haber sido rechazado como mediador

Zapatero admite tener las manos metidas en Venezuela y pide reconocer a Maduro

José Luis Rodríguez Zapatero sigue con las manos metidas en Venezuela. Así lo admitió el propio expresidente socialista en su entrevista con Ana Pastor, en ‘El Objetivo’ de laSexta, del domingo 12 de enero. El líder socialista afirmó que seguía “ayudando” en el país latinoamericano, pese a que sólo unas semanas atrás afirmó que su papel como mediador en Venezuela había cesado. En este sentido, se trataría de unas “ayudas” al régimen chavista, debido a que desde la oposición ya se ha denunciado en varias oportunidades la parcialidad de quien impulsó diálogos estériles que sólo beneficiaron a Nicolás Maduro.

Zapatero, quien mostró su tristeza por el fallido diálogo de Noruega donde el chavismo ganó tiempo en un momento de crisis, afirma que su injerencia en Caracas impidió una «confrontación civil». Sin embargo, no afirmó que la única parte de la población que cuenta con armas y recursos militares para asumir una batalla es el chavista, quien ha sido dotado por años con armamento y entrenamiento (tanto a través de las Milicias Bolivarianas como por parte de los grupos paramilitares fomentados desde el Estado).

El líder socialista ha vuelto a mostrar su simpatía por el régimen chavista. No sólo porque ha buscado restar importancia al golpe de Estado institucional que realizó el chavismo el pasado 5 de enero en la Asamblea Nacional de Venezuela (donde utilizó a las fuerzas del Estado para impedir que Juan Guaidó y sus diputados participasen en el pleno para elegir a la nueva junta directiva y posteriormente asignar la presidencia a un representante del chavismo), sino también porque quitó peso al reconocimiento de España al presidente interino de Venezuela.

“Más allá de los reconocimientos, solamente veremos una Venezuela como la que deseamos todos, estable, cuando halla un reconocimiento de ambas partes, cuando halla un diálogo abierto y cuando la comunidad internacional en vez de optar por tirar gobiernos y por sanciones unilaterales y económicas -que no tienen ningún amparo de la legalidad y que por supuesto no hacen más que perjudicar a los ciudadanos- quieran y apoyen un diálogo de verdad”, afirmó el expresidente Zapatero.

En este sentido, no sólo sigue apostando por los fallidos diálogos, sino que va en contra de los 60 países que consideran a Nicolás Maduro como un usurpador del poder y lo tilda de “gobierno”, cuando se trata de una cruel dictadura que está siendo acusada de violación de Derechos Humanos y crímenes de lesa humanidad, así como vinculación con el terrorismo (incluido ETA) y el narcotráfico.

Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído