LA ministra LO CUENTA EN 'LA RAZÓN' SIN NINGÚN PROBLEMA

Vea cómo Irene Montero quiere adoctrinar a los niños desde bien pequeñitos y lo dice claramente

Irene Montero querría montar unas guarderías y unos colegios en los que a los niños se les adoctrinase desde tiernas edades para que la transición hacia la izquierda radical fuese más rápida hacia la consecución del objetivo final.

Y así lo explica, sin ruborizarse la podemita, entrevistada en La Razón, a colación del pin parental que quiere implantar el partido VOX:

Creo que los niños y las niñas aunque no tengan reconocido ese derecho al voto, tienen que poder participar de la política. ¿Cómo esperamos que ciudadanos que de mayores sean activos en política si de niños y niñas los infantilizamos todo el rato y pensamos que por ser niños y niñas no saben lo que quieren?

«A mis hijos no vas a educarlos tú ni tu secta comunista»

De las cosas más divertidas del pin parental es el enconamiento que hay entre dos posturas enfrentadas, la de VOX, instigadores del concepto y su aplicación, y los de Podemos, en las antípodas. Así chocaron frontalmente Santiago Abascal y Pablo Iglesias a través de Twitter, como claro ejemplo de ello:

No Pablo. A los tuyos los educas tú. A los míos yo. Y los conocimientos se la darán los profesores de la escuela pública o de la que elijamos los padres, que a eso también tenemos derecho. Lo que es seguro es que a los míos no vas a educarlos tú ni los de tu secta comunista.

Pero espérense, que hay más, porque los de Podemos llevan años tratando de colocarse en esta tesitura con respecto de la educación, y si no acuérdense de aquellos cursos para saber cómo drogarse con acierto y sin riesgos:

La medida fue conocida por la polémica que despertó, y la propia Irene Montero, hoy ministra de Igualdad, la apoyaba diciendo que el folleto era «positivo» y «bueno», además de afirmar que «hay gente que habla de medicamento cuando una sustancia se usa en beneficio de la salud, y sin embargo, habla de drogas cuando se usa en beneficio de la diversión, pero en realidad son lo mismo, son sustancias que generan cambios en el cuerpo».

Y no es lo último, porque la jueza y podemita Victoria Rosell está como loca por, agárrense, aplicar el artículo 155 de la Constitución en la Región de Murcia, epicentro de la movida del Pin Parental de la discordia… Así lo explicaba en la Cadena SER:

«Hay unos cauces jurídicos que pueden ser no necesariamente judiciales sino incluso administrativos de requerimiento para que cumpla la obligación, imagínese, incuso de un 155 en Murcia, porque se niega a tratar a todo su alumnado por igual, o a garantizar los derechos de las personas más vulnerables».

«Pero donde falla el diálogo político, si realmente se cierran a ello, que sería una lástima, sería digamos el camino similar al de Cataluña, la actuación unilateral para quebrantar el ordenamiento jurídico por parte de quien nos han machacado y han ganado las elecciones en determinados sitios, probablemente con su discurso antidiversidad y anticatalanista».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído