Albert Rivera gana el juicio al tuitero que le llamó «cocainómano» pero las redes le recuerdan que se arrugó con Monedero

Albert Rivera gana el juicio al tuitero que le llamó "cocainómano" pero las redes le recuerdan que se arrugó con Monedero
Albert Rivera y Juan Carlos Monedero.

Albert Rivera ha conseguido ganarle el juicio al tuitero que hace unos meses le llamó «cocainómano» y hasta le deseó al entonces líder de Ciudadanos que le diese un infarto. El ya expolítico naranaja ha anunciado que donará el dinero que tendrá que darle el condenado a las víctimas del terrorismo.

Sin embargo, aunque su gesto ha sido largamente aplaudido, también ha habido quien le ha recordado que con un ciudadano anónimo sí se ha atrevido a llegar hasta el final, cosa que no sucedió con el cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, quien llegó a insinuar que Albert Rivera se había metido alguna que otra sustancia.

«Noté a Rivera muy excitado», decía una y otra vez, imitando el típico gesto que hacen los adictos a la cocaína al esnifar. Por si quedaba alguna duda, luego apuntó: «Es que no vamos a ser de tiro largo». Poco después, volvió a repetir el mismo gesto.

Inicialmente, el entonces líder del partido naranja le reclamaba al lenguaraz Juan Carlos Monedero la nada despreciable cantidad de 30.000 euros. El podemita cometió una «intromisión ilegítima en el derecho» al honor de Rivera cuando, en un coloquio humorístico de la revista Mongolia en el teatro madrileño de Luchana, en noviembre de 2015, el politólogo sugirió que el presidente de Ciudadanos consumía cocaína, y por ello le reclamaba una indemnización de 30.000 euros. —Pasarse de la raya con Rivera le va a costar a Monedero 30.000 euros

Al final, todo se resolvió amistosamente. Albert Rivera, que tiene esas cosas tan rarunas afines a todo político, llegó a un acuerdo con Monedero de retirar la demanda por las disculpas de Monedero, que «en ningún momento quiso faltarle el respeto» a Rivera, y lamentaba los daños que las informaciones posteriores hubieran podido causar al líder de Ciudadanos.

Por supuesto, como Monedero no podía disculparse abiertamente, acabó culpando de todo el quilombo montado por sus declaraciones a la interpretación que realizaron determinados medios de comunicación y afirmó de manera tajante que no tenía fundamento alguno para señalar un supuesto consumo de drogas por parte de Rivera.

Rivera aceptó las disculpas de Monedero y se dio por satisfecho, renunciando a la indemnización solicitada.

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído