El presidente encargado de Venezuela ha aprovechado su encuentro con la ministra de Asuntos Exteriores para demandar los datos del polémico encuentro con Delcy Rodríguez

Juan Guaidó confronta a Sánchez: exige toda la información oficial del ‘caso Ábalos’

Juan Guaidó confronta a Sánchez: exige toda la información oficial del ‘caso Ábalos’
Pedro Sánchez y Juan Guaidó PD

Juan Guaidó mostró sus dientes al gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. A pesar de que parecía que el presidente encargado de Venezuela había asumido sumisamente el plantón del socialista Pedro Sánchez y del encuentro ‘secreto’ del ministro José Luis Ábalos y la vicepresidenta de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, los nuevos datos indican que no ha sido así.

Durante una entrevista con la periodista Patricia Janiot, el presidente encargado adelantó que, en su encuentro con la ministra de Asuntos Exteriores Arancha González Laya, exigió al gobierno de Pedro Sánchez toda la información oficial sobre la presencia de la vicepresidente Delcy Rodríguez en Madrid, ya que cuenta con sanciones de la Unión Europea que le impiden su acceso al territorio europeo.

“Hemos solicitado la información oficial, yo sostuve una excelente reunión con la canciller de España. Lamentablemente la dictadura de Maduro se expone a este tipo de situaciones cuando hoy el mundo tiene claro que son violadores de DDHH, que han robado a Venezuela entera, que han puesto en riesgo la seguridad del continente, ahora sometan a Europa y el mundo a este tipo de situaciones. Seguros estamos que España explicará en detalle”, explicó.

El tiempo corre en contra para quienes buscan todas las evidencias de lo ocurrido en el aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suarez en horas de la madrugada. Como explican fuentes de los Cuerpos de Seguridad a Periodista Digital, existen presiones para que la Policía Nacional borre lo antes posible las imágenes de las cámaras de seguridad tanto del interior como del exterior del terminal ejecutivo donde llegó la chavista.

“Al menos que exista una orden explícita, las grabaciones externas son eliminadas a los siete días, mientras que aquellas que son tomadas en el interior se borran a los 15 días. A pesar de que no ha habido una orden directa de destruir las grabaciones, sí existen un gran control sobre el material y presiones para que se borren en cuánto sea posible”, denuncian a Periodista Digital. Sin embargo, temen que “debido a la polémica que está rodeando al encuentro, nos den una orden directa para su destrucción”.

Las imágenes, que aún no han salido a la luz, sólo tienen dos oportunidades legales para evitar su destrucción definitiva: una petición interna (por motivos de seguridad) para su preservación más allá del tiempo de almacenaje habitual o una petición judicial de todo el material audiovisual.

La opción con más probabilidades es la segunda, pero dependerá de si la Fiscalía acepta la denuncia de Vox y el Partido Popular contra Ábalos, donde se solicita explícitamente tener acceso “a las grabaciones de la sala VIP” donde estuvo la vicepresidenta de Nicolás Maduro y el propio ministro de Transportes español durante unas dos horas, según han informado funcionarios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a Periodista Digital.

Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído