El presidente del Gobierno de España, un pelele de los caprichosos miembros de la banda del lazo amarillo

Pedrojota retrata a Sánchez: «Como el protagonista de ‘El Sirviente’, está sometido a Rufián (ERC)»

 

Pedrojota retrata a Sánchez: "Como el protagonista de 'El Sirviente', está sometido a Rufián (ERC)"
Sánchez claudica ante Junqueras y el menordomo Rufián.

Cuando acierta hay que quitarse el sombrero y lo cierto es que en esta apreciación en ‘laSexta Noche‘ del 1 de febrero de 2020 Pedrojota lo clava de plano cuando habla de que en la actualidad el presidente del Gobierno de España está sometido a los caprichos de ERC, con el menordomo de Oriol Junqueras, Gabriel Rufián, plantándose en las mismísimas puertas de La Moncloa a leerle la cartilla al líder socialista.

El director de El Español comentaba en la entrevista que le realizaron en el programa de actualidad política del segundo canal de Atresmedia que hoy en España pinta mucho más el showman de la impresora y las esposas que el monarca Felipe VI, que lo que diga ERC va a misa porque, entre otras razones, Pedro Sánchez sabe que un dedo para abajo de la banda del lazo amarillo supone el final de la legislatura:

Fíjate qué paradoja. Tenemos uno de los gobiernos, a lo mejor el más débil de la historia de la democracia, pero yo creo que es uno de los más estables. Es decir, va a ser un Gobierno que va a poder hacer pocas cosas, pero yo creo que tiene su continuidad asegurada porque el partido que lo respalda desde fuera, ERC, va a seguir dándole su apoyo a cambio de tenerlo de rehén en La Moncloa.

Eso sí, la estabilidad y la continuidad de Sánchez al frente de La Moncloa pasa porque el presidente del Gobierno pase a asumir el rol de obediente esclavo a lo que le manden desde ERC y si se resiste o contraviene lo pactado, Rufián cogerá el primer avión para ponerse en la sede presidencial y hacer un inventario aritmético al mandatario ‘cum fraude’ sobre cómo está el arco parlamentario.

Pedro Sánchez está sometido a ERC, como el protagonista de El sirviente. Es una película clásica, en el que el dueño de la casa contrata a un mayordomo y al final el pequeño se come al grande. El que ha venido a servir se convierte en el amo. Algo así está pasando. Sánchez está sometido a ERC como el protagonista de El sirviente. Gabriel Rufián pinta más en la Moncloa que el Rey Felipe, desde luego.

Y recuerda que la primera en la frente que se ha llevado Pedro Sánchez fue intentar aprovechar el vacío de poder en Cataluña para intentar posponer la famosa mesa de negociación. A ERC le faltó tiempo para decirle al presidente del Ejecutivo español que sin mesa no había legislatura, por mucho que luego Rufián quisiera matizar la amenaza en una entrevista en la Cadena SER:

Esto lo hemos visto pocas veces. Un comunicado por la mañana dice blanco y por la noche dice negro. Lo de menos es el contenido de la disputa, porque ERC y el Gobierno saben que negociar antes de que haya un nuevo Govern en Cataluña es una pantomima. ERC necesitaba demostrar en Cataluña que es quien manda en el Gobierno de Madrid. Ha sido, sobre todo, una demostración de fuerza de ERC. El episodio prueba una cierta impericia en la gestión. El Gobierno podría haberse ahorrado ese bochorno si previamente hubiera consultado a ERC, pero no lo hizo.

 

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído