LA PODEMITA ASEGURA QUE ELLA NO PARTICIPÓ EN EL DESAHUCIO Y LAS AGENTES LA DESMIENTEN

La frase que sentencia a la ‘acosa policías’ Isa Serra: «Tu hijo debería tener una pistola y dispararte a la cabeza»

Va ahora de víctima y dando bombo (nunca mejor dicho) y platillo a su supuesta inocencia ante la imputación que la ha llevado a sentarse en el banquillo de los acusados por ser parte del acoso sufrido por dos agentes de Policía el 31 de enero de 2014 en el transcurso de un desahucio en pleno centro de Madrid, en el barrio castizo de Lavapiés.

Isa Serra, una de esas podemitas que tiene como catecismo que los conflictos se resuelven por la fuerza de las agresiones y de las palabras subidas de tono, negó en la jornada del 12 de enero de 2020 haber sido partícipe en los incidentes que se produjeron durante un desahucio en la calle Tribulete esquina con Mesón de Paredes.

Según ella, todo estaba tranquilo, pese a que casi había concentradas un centenar de personas arrojando objetos a la Policía. Eso sí, resalta que ella jamás participó en ese enfrentamiento con los agentes:

Ni estuve donde estaba la gente lanzando objetos a la Policía ni tiré ningún objeto a los agentes. No animé a los concentrados, pero la situación era de bastante tensión; yo estaba sola y lo que hago es quedarme alejada si hay cargas policiales, y me quedo alejada cuando la gente avanza hacia la Policía.

Sin embargo, varios agentes de la Policía Municipal de Madrid acabaron dejando por mentirosa y cobarde a la política de Unidas Podemos. Los efectivos policiales constaron que Isa Serra no solo fue parte activa, sino que además dedicó toda una serie de insultos de grueso calibre, amén de ser quien instigó a cargar contra los policías que estaba desplazados a esa zona:

Había un grupo que llevaba la voz cantante, iba y venía de un grupo a otro y hablaba por teléfono desde primera hora. Isa Serra estaba en primera línea e insultaba y tiraba objetos sin ningún género de dudas. Asimismo increpó a una compañera que luego recibió un fuerte golpe en el casco y resultó herida y a la que profirió insultos por su condición femenina.

Los testimonios seguían poniéndose en contra de Isa Serra, a la que el semblante se le iba cambiando a medida que se ofrecían detalles sobre lo sucedido en la mañana del 31 de enero de 2014 en la madrileña calle Tribulete:

Desde primera hora dos mujeres, que llevaban la voz cantante. Toda la mañana estuvo una de ellas, Isa Serra, enfrente de mí y me llamó de todo.

La podemita, que ya no sabía dónde meterse, tuvo que escuchar de boca de una de las agentes a las que acosó la frase que le había dedicado hace seis años durante ese desahucio:

Vergüenza le dará a tus hijos. Tu hijo tendría que tener una pistola para pegarte un tiro.

Y el remate fue el ataque feminista de Isa Serra hacia una de las policías, tal y como recordaron las agredidas durante el juicio celebrado en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid:

Me dijo puta, hija de puta, a ti no te quiere nadie, con lo que hemos hecho por las mujeres y mírate ahora, asesina. Que los policías no te quieren y fuera tampoco, que si os pagan los mandos la cocaína, que tus hijos dirán que su madre es una asesina.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído