DELCY RODRÍGUEZ PISÓ ESPACIO SCHENGEN

‘Delcygate’: un policía y un jurista desmontan la mentira del Gobierno de Pedro Sánchez

"Ábalos es un cadáver político que cada vez atufa más"

'Delcygate': un policía y un jurista desmontan la mentira del Gobierno de Pedro Sánchez

No es la primera vez que un político miente. El 19 de febrero de 2020, José Luis Ábalos ha comparecido en el Congreso de los Diputados para dar explicaciones sobre su encuentro con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez. Lo cierto es que Ábalos no consigue convencer en su discurso.

Ábalos ha mencionado un término que es desconocido para muchos: Schengen, un espacio que según él, Delcy Rodríguez no pisó. Sin embargo, esta teoría ha sido desmontada por varios expertos que afirman que Ábalos miente.

En conversación telefónica con Periodista Digital, el jurista Antonio Alonso Timón ha desmentido al ministro de Transportes. «El Espacio Schengen no solo ocupa el suelo del territorio nacional, ocupa el espacio aéreo», asegura.  Tal y como explica el jurista, «el aeropuerto tiene la condición jurídica de Espacio Schengen igual que el espacio aéreo español. Ese avión ha violado la decisión de 2017 y 2018 de la prohibición de sobrevolar y entrar en  por parte de la vicepresidenta de Venezuela».

Según esta visión, tanto el vuelo como el suelo fue Espacio Schengen. Antonio Alonso Timón apunta que dadas estas circunstancias «esta señora tenía que haber sido detenida y se tenía que haber tramitado el incidente de detención y como mínimo de repatriación». El Gobierno puede haber cometido «delito de prevaricación» ante un caso «insólito y gravísimo». Por su parte, José Luis Ábalos «es un cadáver político que cada vez atufa más», sentencia Antonio Alonso.

En esta línea, el inspector de policía Serafín Giraldo ha confirmado a Periodista Digital que el vuelo de Delcy Rodríguez no se trataba de un vuelo comercial, «se trata de un vuelo oficial entre estados». «España ha tenido que dar permiso para sobrevolar territorio español y para aterrizar en suelo español», aclara.

Esta información tenía que conocerse en España «al permitir que viaje una persona que tiene una prohibición de entrada en el país». «Lo único claro es que esta persona no cruzó la línea de pasaportes oficial, de haberla cruzado hubiera sido detenida» y el Gobierno «tendrá que responder ante instituciones europeas».

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído