EL EXPRESIDENTE SOCIALISTA NO VE NADA RARO EN EL DELCYGATE

La versión más chavista de Zapatero sale en defensa de Ábalos pero lo deja más hundido

La versión más chavista de Zapatero sale en defensa de Ábalos pero lo deja más hundido
José Luis Ábalos

La imagen del ministro de Trasportes de España, José Luis Ábalos se sigue hundiendo, el último defensor que salió a protegerlo tras su encuentro con la vicepresidenta de Maduro, Delcy Rodríguez, fue el mismísimo José Luis Rodríguez Zapatero.

En declaraciones a los medios en la Universidad de Almería (UAL), el expresidente aseguró el pasado viernes que el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ha dado «muchísimas explicaciones, más que suficientes» sobre su encuentro con la número dos de Nicolás Maduro, afirmando además que si la oposición defiende que Rodríguez no podía entrar en España, la realidad es que «no entró».

«Es el surrealismo máximo, la política no se puede convertir en surrealismo. El surrealismo máximo es ver si estaba en el aire, ¿suspendida? ¿Dónde vamos a llegar? Llegó al aeropuerto como otras personas que no pueden entrar, y no entró. Se cumplieron las normas, más allá de lo que pensemos algunos de las normas», expresó.

Como no podía ser de otra forma, Zapatero también dijo que el Gobierno socialcomunista ha gestionado «absolutamente» bien el caso del viaje de la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, completando así la defensa del chavismo españa, donde ahora queda registrado Ábalos.

«Me resulta insólito, insólito a la vez que tranquilizador que la oposición haga de Venezuela un tema de oposición, casi el primer tema de oposición en estos momentos»,

Zapatero, que también ha sido señalado por representar a Maduro en Europa (y que además fue advertido por Diosdado Cabello), responsabilizó a la oposición por el ‘Delcygate’ y dijo que «tenemos una oposición con una carencia de imaginación, recursos, músculo, muy notable».

«Felicitar al Gobierno, si la oposición sólo tiene a Venezuela es porque las cosas se están haciendo muy bien», ha manifestado.

Ha apuntado que le gustaría ver a la derecha apostar por «soluciones pacíficas» ante problemas «difíciles y conflictivos». «Pienso en Irak, en Venezuela, siempre el registro es el de la salida confrontacional, demonizar a unos y avalar todo el uso de la fuerza», ha dicho.

Por ello, considera que el Gobierno y la Unión Europea (UE) deben mantener «ese principio constitucional de la UE» que es la solución pacífica de los conflictos.

También añadió que el gobierno de coalición «ha reconocido a Guaidó, que es lo que ellos -el PP- quieren». «No les vale nada», ha expresado sin tomar en cuenta que el mismo Gobierno que reconoció a Guaidó como presidente ahora lo señala como líder de la oposición.

Al ser preguntado acerca de su rol en Venezuela y si es o no coordinado por Exteriores, no lo ha negado ni lo ha afirmado, ha dicho que aporta información de los asuntos «relevantes»:

«Como se sabe que estoy tan intensamente vinculado con lo que sucede allí, representantes de la UE me llaman y consultan mi opinión, que puede ser compartida o no», dijo Zapatero que estuvo a inicios de mes en Venezuela, donde se reunió con las altas esferas del gobierno narcocomunista.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído