EL ASESINATO DE VICÁLVARO, YA NO ES ASESINATO, YA NO ES UN CRIMEN MACHISTA

Varapalo a Irene Montero y a su ley feminazi: el acusado de un crimen machista es declarado inocente

Varapalo a Irene Montero y a su ley feminazi: el acusado de un crimen machista es declarado inocente

El pasado 5 de diciembre de 2019 saltaban las alarmas, los medios de comunicación reseñaban que un hombre fue detenido por asesinar a su pareja, «otro crimen machista», «asesinó a su mujer en Vicalvaro», «ya son 55 asesinatos», y así fue juzgado por todos José Luis C. P., políticos, medios y opinadores de oficio lo sentenciaron.

Pero este martes 3 de marzo se ha conocido que el hombre que tildado de criminal fue declarado inocente, el juez de Violencia sobre la Mujer número 10 de Madrid archivó la investigación contra José Luis C. P., quien fue detenido el pasado noviembre del presunto homicidio de su pareja, Alexia Paola C., de 38 años en Vicálvaro.

En la autopsia se pudo certificar que el fallecimiento se debió a un infarto agudo de miocardio, según informaron fuentes jurídicas, es un caso que representa un bofetón a las pretensiones de la ministra de Igualdad, Irene Montero. Que en su cuenta de Twiter suele referirse a los asesinatos o posibles asesinatos, pero nunca al derecho de la presunción de inocencia:

«Frente a cada asesinato machista: más prevención, más protección, más reparación a las víctimas y sus familias. Nos van a encontrar unidas para erradicar las violencias machistas. Nos queremos vivas. Mi abrazo a la familia y amistades de esta mujer»

«Investigamos otro posible asesinato machista. Una mujer asesinada presuntamente por su pareja en Castilla La Mancha. Nos queremos vivas y no vamos a descansar hasta que nuestra sociedad acabe con las violencias machistas».

 

Pero la esposa de Pablo Iglesias no es la única que deja acusaciones al aire, políticos de la extrema izquierda, colectivos vecinales y también algunos defensores del feminismo extremo llamaron asesino a un hombre que era inocente y que ahora se encuentra en libertad, aunque en las redes sociales y en diferentes medios de comunicación se haya publicado su foto y se le haya tildado de criminal y asesino.

 

La muerte se produjo el pasado 30 de noviembre de 2019, cuando la mujer fue hallado sin vida en su vivienda tras el llamado de su pareja a los servicios de emergencias, pero ahora tras certificar que la muerte de Alexia Paola C. fue natural, el juzgado ha procedido a poner en libertad al acusado, que permanecía en régimen de prisión provisional desde el momento de los hechos.

Inicialmente se sospechaba que la víctima pudo haber sido intoxicada con algún tipo de sustancia, lo que ha descartado el informe final de la autopsia. Los hechos ocurrieron la tarde del pasado sábado, 30 de noviembre. Sobre las 19.45 horas el acusado avisó a los servicios de emergencia del fallecimiento de una mujer en un piso del número 17 de la calle Caliza.

Las estadísticas de violencia contra la mujer son alarmantes, hay que hacer un trabajo importante en nuestra sociedad para revertir la violencia contra la mujer, pero a esto ahora hay que sumarle otro trabajo, poner freno a la locura del feminismo extremo, que donde ve a un hombre ve a un asesino, un acosador, un violador o un criminal.

El derecho a la presunción de inocencia está consagrado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, pero podemos ir más allá, en el derecho penal también existe la fórmula de Blackstone, un principio jurídico que reza: «es mejor que diez personas culpables escapen a que un inocente sufra«, pero ante el feminismo obcecado, José Luis C. P. no tuvo ese derecho.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jesús Mitchelle Torres

Licenciado en ciencias fiscales (ENAHP – IUT), especialista en auditoría de Estado (Universidad Simón Bolívar) y magíster en gerencia pública (IESA) con siete años de experiencia como auditor de Estado en Venezuela.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído