MÁS IMPRUDENCIAS

Una vergonzosa foto de Pablo Iglesias con su bebé provoca una ola de indignación en las redes

Una vergonzosa foto de Pablo Iglesias con su bebé provoca una ola de indignación en las redes
Pablo Iglesias, en la manifestación del 8-M con su bebé.

No es ningún secreto ya que el coronavirus ha llegado al Gobierno de Pedro Sánchez. El pasado jueves 12 de marzo el Ejecutivo anunciaba que la ministra de Igualdad, Irene Montero, daba positivo en Covid-19.

El Ejecutivo anunció que todos los miembros del Gobierno se harían pruebas diagnósticas y horas después trascendía que la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, daba también positivo.

Pero el disgusto para Moncloa iba a ser mayor cuando trascendía que la esposa de Sánchez, Begoña Gómez, también se había infectado del virus, una noticia que se filtraba a los medios en la madrugada del sábado al domingo pero que el Gobierno había ocultado desde el miércoles.

Todas las afectadas se habían manifestado días antes, el domingo 8 de marzo, en la marcha feminista. Una irresponsabilidad del Gobierno que autorizó estas multitudinarias concentraciones a pesar de que la Unión Europea ya recomendaba «evitar concentraciones masivas innecesarias» por el coronavirus, ya que está científicamente demostrado, en base a los datos de otras pandemias y epidemias, que cancelarlas «puede reducir la transmisión del virus».

Así lo alertó el Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades, en un informe emitido el pasado día 2 de marzo. Esta agencia pública comunitaria, cuya función es «reforzar las defensas de Europa contra las enfermedades infecciosas», hizo hincapié en que dentro de las «medidas de distanciamiento social individual» que debían «promover» los estados miembros de la UE, una de las principales era la de «evitar» acudir a «actos multitudinarios».

Pero las Montero, Gómez, Carmen Calvo o Darias de turno se manifestaron repartiendo besos y abrazos y las consecuencias ya se han visto: ellas contagiadas y probablemente miles de positivos más. En el caso de Montero, el Ejecutivo decía que “la ministra se encuentra en buen estado y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en cuarentena por esta situación, también”.

Pero Iglesias se saltaba la cuarentana médica (60.000 euros de multa si fuese un ciudadano más) para asistir al Consejo de Ministros del sábado. Una imprudencia sí, pero que se queda corta con la que cometió días antes en la manifestación feminista.

Y es que las redes sociales arden estos días con una foto de Iglesias en esa cita feminista a la que acudió, pese al riesgo sanitario decretado, con su hija pequeña Aitana de apenas 7 meses de edad. Iglesias aparece flanqueado por Juan Carlos Monedero alrededor de una multitud.

Las críticas por esta irresponsabilidad son tremendas tanto en Facebook como en Twitter donde se pueden leer afirmaciones como “¿Un tío que acude con su hija al 8M le vas a pedir algún tipo de responsabilidad? En manos de quiénes estamos”, “Por mi parte que se le quiten la custodia” o “y ha llegado a VICEPRESIDENTE,….qué nivel”.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído