Los bancos fueron rescatados con el dinero de todos ahora deben prestar dinero de todos a interés cero. Los políticos cobrar el salario mínimo y bajarse de sus privilegios vitalicios y obscenos. Solidaridad y ejemplaridad.

Puenteareas un ejemplo de solidaridad, un pueblo donde nadie lucha solo.

Puenteareas un ejemplo de solidaridad, un pueblo donde nadie lucha solo.
Mesa en vía pública con un cartel, pase coja lo que necesite y sólo de las gracias. Doro Pino uno de los muchos ejemplos de Ponteareas Galicia

A diario vemos ejemplos como los que surgen en toda España, donde sus ciudadanos no luchan solos, algo que aprendimos los Guardias Civiles en nuestro largo y duro caminar por la conquista de nuestros derechos de ciudadanía y democráticos. Recuerdo que el lema de Tricornios en Democracia, entre otros es “Aquí en la Guardia Civil nadie lucha solo”.

En Puenteareas un pueblo de Galicia, esa máxima de solidaridad es el aíre que ocupa en la actualidad las calles.

No había dinero para mascarillas,para batas y ropa médica,–se lo llevó todo la corrupción–rápidamente un grupo de vecinos bajo la dirección de Maite Isla, se lanzaron a la labor de fabricarlas y buscar materiales. Solas y a la intemperie, sin más medios que el trabajo solidario, y la solidaridad de todos aquellos que entregaban todo lo que podían, telas , hilos, autos para llevar y traer la mercancía y entregarla en los hospitales. Una muestra más de que España está formada de personas de bien, solidarias y que se movilizan en situaciones tan duras y críticas como las actuales.

Son muchos los ciudadanos que como en Puenteareas se movilizan apoyando y lo hacen sin hacer muestras publicas de su generosidad y valentía y además lo hacen de forma silenciosa, pero hay quienes lo hacen siempre, y a todos momentos, porque su espíritu es estar con los suyos, con sus vecinos, todos los conocemos.

Hoy nuevamente en este pequeño pueblo de Galicia, nos encontramos con que Doro, de MacDona, nos aparece con una muestra más de cariño y de solidaridad con su pueblo, con su gente, al poner una mesa delante de su establecimiento cerrado por la declaración de alarma, con un cartel y una mesa llena de alimentos señalando: “Si lo necesitas cógelo, sólo tienes que decir gracias”. Doro Pino.

Para finalizar, Puenteareas no es un caso aislado que se da en un pequeño pueblo de nuestra querida España, sino que, es una pequeña muestra de la bondad, generosidad, solidaridad, decencia de nuestros vecinos, de todos los españoles que dan más  de lo que pueden en beneficio de los que están sufriendo.

Para terminar Ya, no puede cerrar estas letras sin acordarme de los que tienen mucho y no hacen nada por nadie, muy al contrario les quitan todo lo que pueden, me refiero a nuestra degenerada casta política que siguen cobrando y manteniendo todos sus privilegios sin importarles que España está en quiebra y que los autores están señalados, son ellos, así lo dice toda Europa, políticos presentes y pasados. No puedo dejar de señalar y acusar a los bancos, –cómplices de los políticos– que han sido rescatados por el robo legal y autorizado que les ha llevado a grandes beneficios a costa de todos los que pagamos sus rescates.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído