La estrategia de las dictadura para impedir las protestas democráticas

A la bolivariana: el teniente de Alcalde de Alcorcón felicita a sus macarras podemitas por romper las caceroladas contra el Gobierno

"El uso de la vía pública es un derecho de todos, no el privilegio de unos pocos... por eso hay gente que responde"

A la bolivariana: el teniente de Alcalde de Alcorcón felicita a sus macarras podemitas por romper las caceroladas contra el Gobierno
Pablo Iglesias, Isa Serra y Jesús Santos.

Los españoles no aguantan ni un día más tanta ineptitud, las protestas se propagan por todo el territorio contra el Gobierno de coalición por el terrible daño que le han infligido a todo un país permitiendo el avance de esta pandemia.

Sin embargo, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias no están por la labor de permitir a los ciudadanos manifestarse, ante todo cuidan la poltrona, ya no les importa aquello de que no hay democracia sin libertad de expresión, ahora lo primero es el poder.

Mientras Pablo Echenique decía que eran protestas de pijos, se ha podido conocer que uno de los barrios obreros del sur de Madrid, el municipio de Alcorcón, ha decidido levantarse para juntarse con los vecinos de Núñez de Balboa, Salamanca, Chamartín, Aravaca o Chamberí, Carabanchel, Arganzuela, Tetuán, Fuencarral, Hortaleza o Ciudad Lineal.

Desde allí se han podido ver ejemplares imágenes de caceroladas y manifestaciones contra el Gobierno socialcomunistas, todos los días a las 21 horas y al grito de «Sánchez dimisión, Gobierno dimisión», pero este lunes tuvo que intervenir la Policía ante la llegada de un grupo de macarras de extrema izquierda –que se autodefinen como «antifascistas»– que van vestidos de negro y con banderas republicana — para hacer una contraprotesta, algo que no surgía como una iniciativa ciudadana, sino como estrategia chavista.

Algo que hizo latente el propio teniente de alcalde de Alcorcón y miembro de Podemos, Jesús Santos Gimeno, quien a través de su cuenta de Twitter, advirtió que «el uso de la vía pública es un derecho de todos», para justificar a sus barras bravas podemitas que no podían irse a manifestar su apoyo al Gobierno a otro lugar del municipio.

«El uso de la vía pública es un derecho de todos, no el privilegio de unos pocos. Colectivamente, habíamos alcanzado el consenso de usarla con responsabilidad para vencer al virus, pero la extrema derecha lo ha roto con sus convocatorias. Por eso, hay gente que responde», insiste Santos en su cuenta de Twitter

Es el accionar de la extrema izquierda, algo que a día de hoy sigue haciendo la dictadura chavista, es un método para impedir que los venezolanos puedan manifestarse por temor a terminar heridos o asesinados por los llamados colectivos, que no son más que grupos paramilitares. Todo promovido por las propias autoridades, parece insólito, pero no lo es, como lo demostró en este caso un sectario teniente de Alcalde.

Se trataba de una turba de 300 facinerosos que irrumpieron en la Plaza de Lisboa de Alcorcón (Madrid) para boicotear la cacerolada pacífica realizada por los ciudadanos de este municipio del sur de Madrid hacen sonar contra Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

El portavoz de Vox el Alcorcón, Pedro Moreno, denunció este tipo de actos promovidos por las «altas esferas del Gobierno».

«Desde Vox denunciamos de la manera más enérgica y firme este tipo de actos y denunciamos que desde las altas esferas de este gobierno, cada vez menos social y más comunista, no sólo se permitan, sino que se justifiquen e incluso se alienten», señaló Moreno.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jesús Mitchelle Torres

Licenciado en ciencias fiscales (ENAHP – IUT), especialista en auditoría de Estado (Universidad Simón Bolívar) y magíster en gerencia pública (IESA) con siete años de experiencia como auditor de Estado en Venezuela.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído