EN 'EL CASCABEL' DE TRECE

Bieito Rubido (ABC): «Sánchez ha pactado con los que daban al gatillo»

"¿Qué dignidad democrática tiene Sánchez para pactar con esa minoría?", se preguntaba Rubido.

Bieito Rubido (ABC): "Sánchez ha pactado con los que daban al gatillo"

El director de ABC, Bieito Rubido, ha explicado en ‘El Cascabel’ de TRECE su punto de vista sobre el acuerdo entre el Gobierno y Bildu para derogar la reforma laboral del año 2012.

Y lo ha hecho en estos términos:

Estamos en un momento de una incertidumbre política que en mucho tiempo no hemos vivido en España. Tenemos a un presidente del Gobierno que no tiene compromiso de palabra y sobre todo sentido de Estado. Bildu forma parte de un grupo de personas que hace unos años mataban con tiros en la nuca a gente, entre ellos militantes del propio Partido Socialista. Desde el punto de vista económico, cada semana que España está confinada se crean 100.000 parados y la derogación de la reforma laboral aumentaría mucho más ese desastre.

Y es que incluso entre el propio Gobierno ha habido ministros y altos cargos que aún no se explican el movimiento ejecutado por Pedro Sánchez.

«Ha pactado con los que le daban al gatillo. El señor Otegi formaba parte de esa estructura. ¿Qué dignidad democrática tiene Sánchez para pactar con esa minoría?», se preguntaba Rubido.

Y explicaba que:

Hay dos partes de análisis. Por un lado que la derogación de la reforma laboral sería un desastre y por otro lado la poca moralidad de pactar con aquellas personas que tienen la violencia como estandarte y que incluso han matado a compañeros suyos. Sánchez tiene muy poca conciencia de la historia de su propio partido y luego está Adriana Lastra, que es una auténtica analfabeta política.

De esta señora no se puede esperar nada cuando critica a la ministra de Defensa por tener una visión institucional de la cartera a la que representa. Esto es el conjunto que nos está gobernando, no hay opciones para una moción de censura pero la situación es muy complicada y muy poco sostenible

El acuerdo plasmaba el compromiso de derogar «de manera íntegra» la reforma laboral del PP antes de que expiren las «medidas extraordinarias» frente a la pandemia por parte del PSOE, Podemos y la coalición independentista radical EH Bildu, heredera de la antigua Batasuna.

Con ese acuerdo, la aprobación de la quinta prórroga del estado de alarma quedaba en un segundo plano. Lograr el respaldo de la formación abertzale ha provocado un auténtico seísmo dentro del Gobierno, con varios ministros socialistas echándose las manos a la cabeza por pactar con la formación de Otegi y la propia vicepresidenta económica Nadia Calviño amagando con tirar la toalla al sentirse orillada.

Según diversas informaciones, Sánchez y La Moncloa, aparte de conocer el contenido del pacto con Bildu, lo avalaban y apoyaban, pero a su vez Calviño, que es la interlocutora de agentes laborales como la propia patronal y los sindicatos, lo desconocía por completo.

Fue ella misma la que, al enterarse por la prensa, lo frenó en cuanto trascendió. Por eso el PSOE enviaba una «nota aclaratoria» que se remontaba al acuerdo de Gobierno con Unidas Podemos y que ‘solo’ contempla una revisión parcial de la legislación del PP. En palabras de los socialistas, liquidar los aspectos más «lesivos», aunque su propio socio de coalición, el partido de Iglesias, se desmarcaba de esta interpretación.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído