"¿El FRAP perpetró acciones terroristas?"

“Soy pijo y subvencionado”: Feliciano López saca la cara por Cayetana Álvarez de Toledo y enerva a los podemitas

Un "gran revés" que han aplaudido miles de personas

“Soy pijo y subvencionado”: Feliciano López saca la cara por Cayetana Álvarez de Toledo y enerva a los podemitas

El rifirrafe entre Cayetana Álvarez de Toledo y el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, en el Congreso de los Diputados el miércoles 27 de mayo de 2020 ha calado hondo en la ciudadanía española. Mientras la portavoz del PP le acusaba de ser «hijo de un terrorista», él no cesaba en dirigirse a ella como ‘marquesa‘.

«A esa aristocracia pertenece usted, a la del crimen político. Pablo Iglesias Turrión es la prima de riesgo española, espantajo de los inversores, argumento irrefutable de los recelos europeos. (…) Ha hecho usted referencia a mi título de marquesa. Como bien sabe, los hijos no somos responsables de los padres, ni los padres somos totalmente responsables de lo que vayan a ser nuestros hijos», certificaba la portavoz popular.

Por su parte, el marido de Irene Montero, con tono serio, replicaba acusándola de «cometer un delito aquí, en esta tribuna» y asegurando que «solo alguien con títulos nobiliarios cree tener la impunidad de poder llamar terrorista a alguien».

Escasas horas después de la monumental pelea, Feliciano López se sumaba a la polémica escribiendo un irónico e intencionado tweet en el que sacaba la cara por la política, en contra de las palabras del también ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030.

«Disculpen mi absoluta ignorancia. ¿El FRAP perpetró acciones terroristas allá por los años 1973-75? No había nacido todavía, y si a eso le sumamos que soy un pijo-tenista-tonto-subvencionado-analfabeto estoy seguro que entenderán mi pregunta. Gracias», apuntaba el tenista en referencia a la militancia del padre de Iglesias en el Frente Revolucionario Antifascista y Patriota.

Aunque muchos no entienden «cómo se mete en semejante berenjenal», la gran mayoría ha aplaudido el «gran revés» del marido de Sandra Gago que en pocas horas ha alcanzado los 6.000 retweets y más de 21.000 likes.

¿Quién es el padre de Pablo Iglesias?

El padre del líder de Podemos es un alto funcionario del Estado, Inspector de Trabajo y Seguridad Social y Delegado del Ministerio de Trabajo en varias provincias. Ejerció en Soria, Guipúzcoa, Zamora y Almería antes de recalar en Madrid. También fue profesor de Historia Contemporánea e Historia de Relaciones Laborales en la Escuela de Relaciones Laborales de Zamora, dependiente de la Universidad de Salamanca.

En el año de la fundación del FRAP, 1973, Javier Iglesias fue detenido por su militancia en esta organización terrorista, de breve pero sangriento historial criminal. Él mismo cuenta en su blog cómo estando en la cárcel le fueron a visitar, en el locutorio de abogados, Enrique Tierno Galván, Gregorio Peces Barba y José Bono, al que Javier Iglesias define como «un oscuro pasante del despacho de Tierno».

Su hijo nunca ha negado nunca la militancia de su padre en la organización terrorista FRAP, de hecho se ha ufanado de ella y, en el artículo que escribió, mitad necrológica mitad evocación personal, a la muerte de Santiago Carrillo, Pablo Iglesias utiliza la militancia en el FRAP de su padre para contrastar y enfatizar su admiración por el asesino de Paracuellos del Jarama, diciendo textualmente: «Créanme si les digo que siendo hijo de un militante del FRAP (….) tiene su mérito admirar a Carrillo».

En 1973, cuando Franco ya estaba enfermo y su régimen entraba en fase terminal, el FRAP comenzó a asesinar acabando con la vida de un subinspector de la Brigada Político Social.

MARCAS

TODAS LAS OFERTAS DE TU MARCA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas online de tu marca favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Carla Calvo

Periodista y Comunicadora Audiovisual por la URJC. Redactora de lifestyle, corazón y eventos en Periodista Digital.

Lo más leído