Nuestros muertos se retuercen en sus tumbas, sin justicia no hay paz. La UniónGC le recuerda a Marlaska la cuestión pendiente, "Rehabilitación de los UMD VERDES",

La UnionGC remite carta al ministro del Interior solicitando el reingreso de los Guardias Civiles Democráticos

La política es el camino para que las personas sin principios puedan dirigir a las personas sin memoria. Voltaire

La UniónGC –Unión de Guardias Civiles– remite carta al Ministro del Interior Marlaska solicitando de una vez por todas se rehabilite y reingrese  a los UMD VERDES, Guardias Civiles Democráticos.

Algunos clásicos dejaron escrito que, «las cosas grandes comienzan por cosas pequeñitas», el Ministro del Interior, señor Marlaska, no se entera de que primero es lo primero, sin justicia no hay paz, sin paz no hay seguridad y no crecen las sociedades. Este Ministro y Juez, de no hacer justicia con los Guardias Civiles Democráticos será un responsable de seguir permitiendo que nuestros muertos no descansen en paz, muertos que están ausenten pero no desaparecidos, y desde su descanso en guerra permanente.

La democracia no sólo tiene una deuda histórica con aquellos hombres Guardias Civiles, que dieron un paso al frente solicitando un derecho constitucional  fundamental como es el «Derecho de Asociación». Antes como ejemplo fueron los militares decentes la «Unión Militar Democrática», hombres de paz y valientes que impulsaron una salida para el logro de la democracia y para poner  a nuestro ejército al servicio de sus ciudadanos. Los UMEDOS del ejército tardaron años en ser rehabilitados ahora les toca a los UMEDOS VERDES, los cuales llevan ya muchos años separados del servicio por el simple hecho de ejercer un derecho constitucional que la legislación vigente les permitía.

La rehabilitación, el reingreso con todos sus derechos es algo de justicia, elemental y de cumplimiento de la ley. La apertura de una comisión de la verdad, que abra las puertas a saber por qué en democracia, se ha permitido actividades ilegales contra éstos y contra toda la población no debe primar menos que su rehabilitación. La puesta en marcha de una operación delictual como la «operación columna», Breve documental Operación Columna contra todo el conjunto de Guardias Civiles Demócratas, contra toda la población, vulnerando los derechos humanos debe ponerse encima de la mesa para que nuestra democracia pase del papel a la realidad, a la práctica admitida y generalizada de los derechos humanos.

Los Guardias Civiles, son personas y otros ciudadanos más, con sus derechos y obligaciones, no pueden ser perseguidos por la utilización de las normas constitucionales. Los Guardias Civiles también tienen derechos, derechos básicos y humanos, no sólo obligaciones y el estado está obligado a garantizarlos por su bien y por el bien y la salud de toda la población. Resumiendo no son ciudadanos de tercera ni de primera, simplemente ciudadanos.

Han pasado más de treinta años desde que un grupo de Guardias Civiles, dieron un paso al frente, solicitando permiso para hacer algo que no necesitaba autorización, permiso para ejercer el derecho constitucional de asociación y asociarse a la misma o no asociarse –derecho positivo y o negativo–. Treinta años de una operación delictual columna, de máxima gravedad, con actos propios de un estado sin derechos ni justicia alguna. Detenciones ilegales como señaló la sentencia del TEDH, 69966-01, que lo dijo y expresó con tremenda claridad sin que esta sirviera para volver sobre sus actos y declararlos nulos de pleno derecho. Sin que se ejecutara la sentencia de la UDGC, promovida por el cabo Manuel Rosa Recuerda, que señaló en el año 1993 que los Guardias Civiles tenían derecho de asociación profesional sin que al día de hoy se hayan ejecutado. Sin que se ejecutaran  las resoluciones parlamentarias del congreso de los diputados que ordenaba a los sucesivos gobiernos la readmisión de los Guardias Civiles Democráticos que en democracia y con la carta constitucional ejercieron un derecho constitucional. Sentencias inejecutadas en un estado de derecho

Para terminar, un estado de derecho que ha permitido actos delictuales como los cometidos contra los Guardias Civiles y sus familias, propios de un estado dictatorial y no sometido al imperio de la ley y al respeto a los derechos humanos , que ha permitido entrar en domicilios de ciudadanos sin mandamientos judiciales, espiar y seguir a periodistas, a vecinos y familiares de Guardias Civiles, a profesionales de todo tipo,  que ha permitido detener de noche y acusar de sedición militar a servidores públicos, –delito imposible de cometer–, que lo ha hecho con la protección y el silencio del poder judicial debe de recapacitar analizar el pasado y volver sobre él, para  averiguar cómo en democracia se han podido cometer, permitir y silenciar actos corruptos de lesa humanidad, y por el simple hecho de solicitar permiso para poder solicitar un derecho fundamental como es del derecho de asociación.

Para finalizar Ya, el poder judicial es el gran responsable de lo que ha sucedido en este país, y viene sucediendo, los premios, las ventajas y la falta de separación del ejecutivo ha permitido que los derechos humanos, y las sentencias firmes de los altos tribunales de la UE sigan toreándose en nuestra querida España, pertenecemos a la UE, pero no hacemos lo que dice la Unión Europea. Hablamos de justicia emanada en nombre del Rey y seguimos desobedeciendo las emitidas por nuestro alto tribunal TC y las del TEDH. España camina sin rumbo y sin remedio, nuestro sistema sin la menor duda esta abocado al fracaso. Esta pasada semana la  Asociación profesional y representativa en el seno de la Guardia Civil, Unión de Guardias Civiles se dirigió al Ministro del Interior solicitando su intervención y la rehabilitación de los Guardias Civiles Democráticos, esperemos que el ministro comprenda que primero es lo primero, porque nuestro muertos están en pie de guerra, y sentados en la puerta en quietud, esperando que los enemigos pasen por delante de ella.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído