La celebración del Día del Orgullo Gay en la emblemática empresa pública genera reacciones

El poder LGTBI llega a Correos y Ussía responde con una chanza

"En Correos somos amarillos y nos encanta que cada uno pueda ser el color que quiera", ha dicho la compañía en su cuenta de Twitter

El poder LGTBI llega a Correos y Ussía responde con una chanza

El poder LGTBI se ha instalado en Correos.

Con la próxima llegada del Día del Orgullo que se celebrará el 28 de junio, la empresa pública decidió lanzar su primer sello con los colores característicos de las seis franjas: rojo, naranja, amarillo, verde, azul y violeta.

Pero además de esto, Correos también celebrará el día con sendos rotulados de la bandera arcoíris en buzones, furgonetas y hasta en algunas de sus oficinas.

El sello tendrá valor postal de 1 euro, y el diseño del mismo hace alusión al Pasaje de Begoña, uno de los lugares más importantes para el colectivo gay en España –en 2019 fue declarado Lugar de Memoria Histórica y cuna de los Derechos y Libertades LGTBI–, ubicado en en Torremolinos (Málaga).

«En Correos somos amarillos y nos encanta que cada uno pueda ser el color que quiera. Por eso lo celebramos con este sello, que no es solo amarillo», afirmó la compañía desde su cuenta de Twitter.

La empresa va a rotular con la bandera arcoíris y en el marco de la campaña #NoSoloAmarillo muchos de sus icónicos elementos: buzones, furgonetas y alguna oficina como la de Chueca (Madrid).

Las respuestas en las redes

Las reacciones en las redes sociales ante esta campaña ha sido variada, algunos usuarios han felicitado a la empresa estatal por promover la diversidad, otros creen que se trata de un gasto innecesario en un momento complicado para la economía española debido a la pandemia y a la ineptitud del Gobierno.

Otros creen que se trata de una campaña de Pedro Sánchez, Iván Redondo, Pablo Iglesias y compañía para seguir comprando la conciencia de los miembros de este colectivo.

La broma de Alfonso Ussía

El periodista Alfonso Ussía no ha querido quedarse por fuera en esta celebración, y quizás apuntando a la declaración de Pablo Alborán se atrevió a lanzar una chanza en su cuenta de Twitter: «Con valiente sinceridad, creo que ha llegado el momento de reconocer en público que soy homosexual», afirmó.

Sin embargo, en el mismo texto dejó claro que se trataba de una broma.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído