La decisión del TSJ de Madrid estuvo basada en que no se cumplió con el trámite de información pública ni con la imprescindible memoria económica

La Justicia anula Madrid Central: ¿Tendrán que devolver ahora lo cobrado en multas?

"Les llamamos fuerzas reaccionarias porque no tienen nada que proponer hacia delante", escribe en Twitter Íñigo Errejón, para quien todo es culpa del popular alcalde Almeida

La Justicia anula Madrid Central: ¿Tendrán que devolver ahora lo cobrado en multas?

La Justicia le ha dado la razón a José Luis Martínez-Almeida, se ha demostrado que Madrid Central no fue más que un instrumento electoral, por lo apresurado en su puesta en marcha y por toda la parafernalia propagandística.

Pero a los que les gusta ganar a las buenas o a las malas no les ha parecido bien, mucho menos cuando también fallaron en el objetivo de mantener el sillón para la abuelita Carmena.

Ahora el TSJ de Madrid, en una resolución unánime, tumba Madrid Central. Se trata de una decisión que tendrá un peso económico negativo para el actual equipo de Gobierno, pero que antepone la justicia a la política.

La decisión del TSJ de la capital, que ha anulado parcialmente la ordenanza municipal que recogía Madrid Central, se basa en los defectos formales la misma, dado que no se cumplió con el trámite esencial de información pública y con la imprescindible memoria económica previa a la aprobación de la ordenanza.

Uno de los primeros en reaccionar fue Íñigo Errejón, quien habló de «fuerzas reaccionarias» y quiso atribuirse la corona de visionario, todo un lujo, precisamente el que aplaudía el trueque y las expropiaciones en Venezuela.

«Les llamamos fuerzas reaccionarias porque no tienen nada que proponer hacia delante. Solo intentar contener o retrasar los cambios. El futuro, aunque les pese, será verde o no será», dijo el diputado de Mas Madrid.

El portavoz de Más Madrid en la Asamblea regional, Pablo Gómez Perpinyà, afirmó que «la anulación de Madrid Central es una mala noticia para la salud de todos los madrileños», pero no conforme con ello acusó a Martínez-Almeida, y a la presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso, de gobernar «para el revanchismo, la destrucción y la vuelta al pasado».

Mónica García, portavoz adjunta y líder de la dirección regional del partido, se mantuvo en la misma línea de su jefe en el Congreso de los Diputados. «Queda claro que quieren que vayamos para atrás, que no tengamos una ciudad salubre y libre de contaminación. Partidos del pasado aplicando normas del pasado, insanas y caducas», sentenció.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído