La expulsión del pabellón del Guardia Civil un claro desvío y abuso de poder la documental es clara y debe derivar en responsabilidades en cascada.

El abuso de poder que sufre una familia y un menor es intolerable

La odisea de un Guardia Civil y padre de familia que duerme en un coche mientras el General Jefe y la directora general hacen como el gobierno siguen de vacaciones en un país arruinado.

El abuso de poder que sufre una familia y un menor es intolerable
Foto de una Directora General incompetente, Le pasa como al Gobierno acaba de empezar y piden su dimisión

La UnionGC, y su departamento jurídico dicen que en la Guardia Civil nadie lucha solo, y están dispuestos a llegar hasta el final en defensa de su compañero, no hay derecho que ampare esta tropelía, la documental es clara.

Dicen que el que daña paga, y en el caso que nos ocupa de un Guardia Civil , su esposa y un menor, genera sin la menor duda un hecho tipificado como Acoso laboral y familiar.

Desde hace ya algún tiempo un Guardia Civil destinado en el puesto principal de Costa Teguise de la Comandancia de las Palmas, ha sufrido la prohibición de pernoctar en su domicilio habitual asignado dentro de la legalidad y lo ha sido por un supuesto impago que no es tal y además hecho de forma discriminada estando enfermo y cuando existen en la misma unidad compañeros que por costumbre acumulan pagos y los hacen agrupados y en un solo pago. Ver enlace  Justificante de Pago del Agente

Detrás de esta situación sospechamos que se esconden situaciones que nada tienen que ver con lo  sucedido, según nuestras fuentes el capitán se atribuyó funciones y competencias que sólo competen a la junta o asociación de vecinos, además de no ser cierto que existan deudas puesto que el agente había pagado y cumplido con sus obligaciones.

Para demostrar la ilegalidad e ilicitud solicitó entrevistarse con el General Jefe para que comprobara la documental, entrevista que en principio fue concedida y que a última hora fue suspendida, con claro desprecio por parte del General Jefe que debe estar ocupado en cosas que nada tiene que ver con sus recursos humanos que se juegan la vida cada vez que salen a la calle y cobran mucho menos que este Jefe que abandona a sus subordinados y ni les da el derecho a ser escuchado.

Para finalizar, tenemos que decir que una vez más y un gobierno más con una mujer como directora del cuerpo las cosas siguen igual o peor; con peor trato y con una incapacidad supina, y como dicen para muestra un botón. Una familia que cumple con todas sus obligaciones es desalojada de su vivienda y separada por actos que en cualquier otro sitio, lugar y circunstancias harían saltar chispas, aquí y ahora sólo vemos indefensión, y a nuestra directora general presumiendo de mujer y derechos, recortando y olvidando a las mujeres de los guardias civiles y a una pequeña que tiene derecho a estar con su padre y vivir con él.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído