Los funcionarios cuestan al Estado más de 32.000 millones de euros anuales

Garzón apuesta por el populismo y rechaza congelar el sueldo a funcionarios: «Lo que tenemos que hacer es subirlos»

Nadia Calviño admitió que la opción de congelar los salarios sigue sobre la mesa, pese al rechazo de algunos sectores del PSOE y Unidas Podemos

Garzón apuesta por el populismo y rechaza congelar el sueldo a funcionarios: "Lo que tenemos que hacer es subirlos"
Alberto Garzón PD

Alberto Garzón prevé reflotar la economía…con populismo.

Ante el debate de la necesidad de congelar el sueldo a los funcionarios para controlar el gasto público, el ministro de Consumo ofreció su disparatada solución: «Lo que tenemos que hacer es subirlos».

Garzón tildó, durante una entrevista en Onda Madrid, de «error garrafal» la medida y cree que iría en contra de la «estimulación de la economía».

Una estimulación que, desde el Gobierno del PSOE-Podemos, aún carece de estímulos para la promoción de la inversión privada o la captación del capital extranjero.

«Es absolutamente erróneo hablar de recortes en un momento como este», precisó Garzón, pese a que no habría disminución salarial sino congelación. Un mecanismo que valoró como el inicio de “una vía de recortes”.

El titular de Consumo intentó justificar su decisión afirmando que «las políticas de reformas laborales de congelar salarios» son «un error desde el punto de vista macroeconómico y de la justicia social».

«Porque es un sector que ha sufrido en los últimos años una pérdida de poder adquisitivo enorme», añadió.

Sin embargo, el ministro no precisa que en 2010, en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, se redujo el sueldo de los funcionarios entre un 5% y un 7%. Una situación que permaneció hasta 2018, cuando Mariano Rajoy anunció una senda de subidas salariales hasta 2020.

Su apuesta por el populismo económico llega después de que la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, no descartase la posibilidad de congelar el sueldo de los empleados públicos.

Calvo, posible aliada

Garzón podrá encontrar una aliada en Carmen Calvo.

La vicepresidenta primera del Gobierno indicó que el Ejecutivo ha dado «pruebas más que suficientes» de que no resolverá la crisis «a costa de quien solo tiene» su salario «para defenderse en la vida».

«Tratamos de preservar salarios y pensiones», indicó, para después señalar que el Gobierno no está en la «tesitura» de llevar a cabo recortes.

«Vamos a preservar en la medida de lo posible las pensiones y los salarios, es bueno además para la economía española sostener ese nivel de circulación de recursos», agregó.

Con la socialista ‘en el saco’, Garzón aumentó su apuesta y recomendó «subir los salarios» de los funcionarios.

Una cuestión que, a su entender, «no se decreta, sino que tiene que ver con reformas estructurales, con reindustrializar el país y con diversificar la economía».

Engrosar el gasto público

Si se toma la medida populista de Alberto Garzón, el Gobierno solo engrosará su gasto público.

Es importante recordar que el gasto de personal, que recoge las remuneraciones a los empleados públicos, es una de las mayores partidas de los Presupuestos.

En las cuentas de 2018, que aún están vigentes porque han sido prorrogadas durante dos años, esa partida ascendía a más de 32.000 millones si se incluyen los créditos para clases pasivas para financiar las pensiones de los funcionarios.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído