NUEVOS DATOS

«No cuentes nada a la Policía»: el mensaje de Pablo Iglesias en poder del juez que arruina su carrera

Las conversaciones en el chat de Podemos dejan a su líder al borde no ya de la imputación, de la condena

"No cuentes nada a la Policía": el mensaje de Pablo Iglesias en poder del juez que arruina su carrera
Irene Montero, Pablo Iglesias y Dina Bousselham, en un acto de Podemos.

De nuevo un mensaje de texto, en el chat interno de Podemos, vuelve a poner a Pablo Iglesias en la picota, pero esta vez con gravísimas consecuencias judiciales porque ya está en poder del juez que instruye, y que ha pedido su imputación al Tribunal Supremo, por el llamado caso Dina.

Los textos demuestran las teorías del magistrado porque demuestran lo que sería a una manipulación del ‘caso Dina’ para utilizarlo con fines políticos. En concreto, en un chat del equipo jurídico de la formación ‘morada’, se revela que la cúpula de la misma ocultó a la Policía y al juez, Manuel García-Castellón, datos claves del caso, según publica El Confidencial.

Los datos esenciales que se habrían ocultado estarían relacionados con el supuesto robo y posterior difusión del contenido de la tarjeta del teléfono de la exasesora de Iglesias, Dina Bousselham.

Del mismo modo, según el citado medio, en esos mensajes se desvela que el partido maniobró para que el líder ‘morado’ quedase como víctima de las cloacas del Estado en plena campaña de las elecciones generales del 28 de abril del pasado año.

De esta manera, Podemos instrumentalizó la causa desde el primer día -el caso llegó a los tribunales a principios de noviembre de 2017, en el marco de la ‘operación Tándem’ y Bousselham fue citada por primera vez en diciembre de 2018-.

La exasesora de Iglesias pensó que era citada para declarar sobre un ataque en Youtube. Sin embargo, allí le explicaron cuál era el verdadero motivo. En ese momento, Bousselham avisó del hallazgo a la entonces jefa de los servicios jurídicos de Podemos y actual vicepresidenta tercera del Congreso, Gloria Elizo.

A las 15.33 horas de este día, 10 de diciembre, Elizo envió un mensaje a Bousselham en el que le ordenó que no colaborara con la Policía.

«Que te cuenten todo y luego vemos cómo actuar, de momento no cuentes nada», le dijo.

Dos horas después de ese mensaje, Elizo comunicó al resto de abogados del partido lo que la exasesora había descubierto. «Que no salga de aquí bajo ningún concepto. INFORMACIÓN MUY MUY RESERVADA: Dina ha salido de la Brigada de Información. La citación no era por lo del vídeo de YouTube sino por el robo del móvil», decía la abogada.

«Quien está detrás del robo ha sido Villarejo. Hay una pieza secreta en Tándem a la que van a unir su declaración. Me manda ahora la copia. Hay por tanto una pieza tras la conexión Villarejo/Pablo Iglesias«.

«Qué guay, buenísima noticia. Confidencial absolutamente», contestó dos minutos después Marta Flor, la abogada que finalmente asumió la defensa de Bousselham e Iglesias.

El 31 de enero, Elizo dijo: «Podemos ser más o menos descarados (…) Que sean los mismos letrados a lo mejor no nos interesa». Algo que compartieron sus compañeros de chat.

No obstante, la dirección de la formación cambió de idea y decidió explotar el caso electoralmente. En este sentido, el partido dejó al margen a los abogados que se oponían a la politización de la causa, entre ellos el entonces coordinador de sus servicios jurídicos, José Manuel Calvente, despedido en 2019 por una denuncia de acoso sexual que resultó ser un montaje y quedó archivada.

El testimonio de este letrado fue clave para que el juez García-Castellón acordara la pasada semana enviar a Iglesias, Elizo, Marta Flor y otros responsables de Podemos al Supremo por los presuntos delitos de revelación de secretos, daños informáticos y denuncia falsa.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído