ESPERPENTO EN EL MUNICIPIO MADRILEÑO

La alcaldesa socialista de Moraleja de Enmedio utiliza el Pleno para llamar “ladrones” a los concejales del PP

La cortesía política ya no existe en el municipio madrileño de Moraleja de Enmedio. Así se desprende después de escuchar a su alcaldesa, la socialista María del Valle Luna, y el concejal socialista Gregorio Olmos en el último Pleno telemático que se celebró el pasado 22 de octubre.

La alcaldesa, que recientemente ha incluido un último punto del Pleno para promocionar sus decisiones, acusó a la concejal del PP, Gloria Valverde, de tener una silla de plástico “robada” en su municipio. El resto de los concejales del Partido Socialista lejos de calmar la situación y recomponer la altura democrática del debate, encendieron la discusión con más acusaciones falsas y una ausencia total de respeto. Incluso uno de los concejales no dudo en añadir un “aunque les joda que les digamos esto”.

¿El motivo? Según los representantes del PSOE, la silla de plástico en donde la concejala del PP estaba sentada mientras seguía el Pleno telemático desde su propia casa no era suya, sino que la había “robado” del Ayuntamiento.

Como la propia concejal del PP ha explicado y demostrado en su Facebook, esa silla es suya desde hace 15 años. En redes sociales los representantes del PP en Moraleja de Enmedio han explicado que “es intolerable que los concejales del PSOE que dirigen el Ayuntamiento de Moraleja de Enmedio y que te representan, los hayas votado o no, utilicen acusaciones infundadas e insultos personales como herramienta de debate durante los plenos”.

Y han concluido reclamando “altura de miras” en los plenos para que “vuelvan a ser” el centro de debate de los problemas reales que afectan a todos sus vecinos y no se diluya en falsas acusaciones sobre una silla de plástico.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído