El Presupuesto andaluz para 2021 continúa su tramitación parlamentaria

Juan Bravo defiende estas cuentas como "instrumento de blindaje de políticas sociales y lucha contra la pandemia"

El Presupuesto andaluz para 2021 continúa su tramitación parlamentaria
Marlaska y los Pedromoides. PD

La izquierda andaluza está que «fuma en pipa» con el desbloqueo de los presupuestos por parte de VOX. Con la presentación de la enmienda a la totalidad se habían hecho a la idea que existía una opción real de tumbar al Gobierno de Juanma moreno, pero todo se les fue al traste con la negociación de VOX frente al PP y C,s de las 65 enmiendas aprobadas definitivamente ayer.

El proyecto de Ley de Presupuesto de Andalucía para 2021, que se eleva a 40.188 millones de euros, ha superado el debate de totalidad, con el rechazo de las enmiendas presentadas por los grupos de PSOE y Adelante Andalucía, con lo que continúa ahora con su tramitación parlamentaria. Una vez superado el debate de totalidad, han quedado fijadas tanto la cifra global del Presupuesto como las de cada una de sus secciones, que no podrán ser alteradas sin acuerdo entre la Cámara autonómica y el Consejo de Gobierno.

Un incremento en sanidad de un 20% es fundamental para que Andalucía pueda hacer frente a la mayor crisis sanitaria de la historia, al igual que en educación cuyo presupuesto desde la salida de la izquierda de San Telmo ha crecido en cerca de 1.000 millones de euros o el incremento en dependencia de casi un 20%, lo que definitivamente acerca a nuestra comunidad a las mejor gestionadas en esta materia que evidencia que «una cosa es predicar y otra dar trigo» a la vez que era imprescindible un cambio de Gobierno capaz de llevar a cabo otra política diferente al «mamoneo» llevado a cabo durante 37 años por parte de la izquierda y la extrema izquierda en Andalucía.

El consejero de Hacienda y Financiación Europea, Juan Bravo, ha hecho un llamamiento a los grupos parlamentarios para que realicen aportaciones que mejoren los presupuestos de Andalucía para 2021, unas cuentas que, no obstante, suponen el «blindaje» de los servicios públicos, ya que el margen presupuestario se ha destinado a reforzar las políticas de sanidad, educación y dependencia. «No hablamos de un presupuesto, sino de un instrumento para combatir la pandemia» desde su vertiente sanitaria, económica y social, ha asegurado Bravo durante su intervención en el debate de totalidad del proyecto de Ley del Presupuesto para 2021.

Andalucía necesita, bajo el contexto de extrema incertidumbre que ha generado la pandemia, dotarse de una herramienta que le permita reforzar los servicios públicos fundamentales y propiciar la confianza necesaria para sentar las bases de la recuperación económica, ha señalado Bravo, quien ha recordado que los recursos para sanidad, educación y dependencia se han incrementado de forma progresiva desde 2019, hasta alcanzar cifras «históricas».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Ramsés Laguna

Ramsés Laguna, un enamorado de Castilla y León, empeñado en escribir.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído