LOS SOCIALISTAS SON ESPECIALISTAS EN COLOCAR A FAMILIARES Y AMIGOS

La ruta de la colocación del PSOE de Madrid: así llena de enchufados las nóminas del ‘cinturón rojo’ del sur

La ruta de la colocación del PSOE de Madrid: así llena de enchufados las nóminas del 'cinturón rojo' del sur
Santiago Llorente (Leganés), Ramón Jurado (Parla), Noelia Posse (Móstoles), y Sara Hernández (Getafe).

Desde Fuenlabrada a Leganés, desde Móstoles hasta Getafe, el PSOE de Madrid siempre encuentra un hueco para colocar a los suyos. Para ellos nunca hay crisis.

En la Comunidad de Madrid hay más de 429.000 parados según los datos del paro registrado en noviembre de 2020. Cientos de miles de madrileños buscando trabajo como pueden cuando la mejor solución para conseguir un empleo es ser familiar o amigo de algún alto cargo socialista. Acompáñanos en la ruta de la colocación de los municipios del sur de Madrid.

FUENLABRADA

Comenzamos la ruta en Fuenlabrada, donde en las ultimas semanas hemos recibido la noticia de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha tumbado el proceso de «funcionarización» de 20 personas entre las que se encuentra la mujer del actual alcalde, Javier Ayala, el marido de Carmen Bonilla, una ex concejal socialista, dirigentes de la UGT y otros familiares directos de anteriores alcaldes de Fuenlabrada.

En el Ayuntamiento de Fuenlabrada hay verdaderas dinastías de la izquierda, un árbol genealógico socialista que abarca también a concejales como Francisco Manuel Paloma o Isidoro Ortega, que tienen a sus mujeres trabajando en el consistorio, o el ex alcalde Manuel Robles, cuya hija trabaja como asesora en el Ayuntamiento.

Y no son los únicos casos. Tenemos a la concejal de Economía Raquel López, cuyo padre ha tenido la suerte de encontrar trabajo en el Ayuntamiento, o el ex concejal socialista José Sánchez Luque, cuyo hijo también trabaja para el consistorio fuenlabreño. Aunque el récord va para un histórico de la agrupación socialista de Fuenlabrada, el ex teniente de alcalde Julio Crespo, que cuenta con nada más y nada menos que cuatro familiares en el Ayuntamiento.

GETAFE

Abandonamos Fuenlabrada y continuamos la ruta de la colocación por la denominada «capital del sur», Getafe, donde el PSOE gobernó a través del histórico Pedro Castro durante casi treinta años. Todo ese tiempo da para mucho, y Castro no dudó en rodearse de sus allegados.

Tan allegados que no tuvo pudor en compartir Gobierno con su propio hijo, David Castro, que fue concejal de Hacienda, con el que mano a mano, entre padre e hijo, manejaron los presupuestos de la ciudad.

Por si esto no fuera suficiente, en el Ayuntamiento de Getafe también se han colocado familiares de compañeros de partido, como es el caso del hijo de Enrique Cascallana, ex alcalde de Alcorcón y ex senador socialista, en nómina de la empresa pública de Limpieza y Medio Ambiente, Lyma.

Pero no hace falta remontarse décadas para encontrar «colocados». La actual alcaldesa getafense Sara Hernández tiene como concejala de Empleo y Desarrollo Económico a Gema Cáceres, que es mujer del presidente de la Casa de Extremadura en Getafe, vinculado al socialismo de Getafe.

Y también cuenta entre los cargos de confianza de su Gobierno con Sacramento Santos, consejera adjunta técnica de mantenimiento, con un salario bruto de 3.451,71 euros mensuales, que casualmente es hermana del concejal de Deportes, Javier Santos, ex concejal de IU Getafe que en las últimas elecciones concurrió en la candidatura socialista.

PARLA

Desde Getafe solo debemos viajar unos kilómetros al sur hasta llegar a Parla, donde el PSOE parleño ha tenido a bien buscar acomodo a compañeros caídos en desgracia, como el que fuera alcalde socialista de Pinto, Juan José Nieto o, en una pauta que empieza a resultar «familiar», poniendo en la nómina municipal a los hijos de los ex alcaldes socialistas de Fuenlabrada Manuel Robles y José Quintana, así como al hijo del concejal socialista fuenlabreño José Borrás, juzgado en la Operación Emperador.

Por cierto que en estos momentos, el hijo de Borrás está en excedencia y forma parte de los más de 1.000 asesores que tiene Pedro Sánchez a su disposición en Moncloa.

MOSTOLES

Continuamos nuestro viaje en dirección oeste, hasta llegar a Móstoles, uno de los puntos más mediáticos de la ruta de la colocación, en el que la alcaldesa socialista Noelia Posse ha hecho méritos sobrados para estar en el podio de los colocadores socialistas.

Comenzamos por su hermana, Laura Posse, que fue contratada a dedo como coordinadora de mensajes y responsable de redes sociales del Ayuntamiento con unas retribuciones anuales de 52.000 euros; Posse se vio obligada a destituirla y a disculparse. Solo un día más tarde fue el tío, Enrique Vicente Posse, el que dejó su puesto como director técnico de Deportes, tres meses después de ser designado para el cargo. Había sido ascendido de auxiliar administrativo de Cultura, con una subida de sueldo de un 16%, llegando a obtener una retribución de 82.000 euros.

No se vayan todavía, aún hay más. Noelia Posse también aprobó un complemento salarial de 800 euros al mes para su ex pareja, Gonzalo Sánchez Oliva, que ocupaba el cargo de supervisor del Grupo de Intervención Especial del Ayuntamiento, un organismo creado durante el mandato de… Noelia Posse.

Y no hay que olvidar a los amigos, como Luis Vázquez, un amigo cercano de la regidora, que se vio forzado a renunciar a su puesto como gerente del Instituto Municipal del Suelo tras conocerse que fue despedido de la Fundación Clínica Universitaria de Navarra.

Vázquez, doctor en Odontología, no tenía ningún tipo de experiencia en gestión urbanística, pero sí había coincidido allí con la coordinadora de Gabinete de la Alcaldía, Alicia Domínguez Villarino, cargo de confianza de la alcaldesa socialista, que también tuvo que renunciar al cargo después de que trascendiese que era amiga personal desde la infancia de la regidora.

Podríamos seguir con las colocaciones de Móstoles, pero nuestra ruta no descansa y nos lleva al otro lado de la M-50, hasta Alcorcón, donde vemos que el PSOE madrileño no solo se preocupa por encontrar trabajo a los suyos, sino que también les pone un piso. Allí tenemos a Natalia de Andrés, concejala de Urbanismo en la legislatura 2007-2011 y consejera de la empresa pública de vivienda EMGIASA, que se preocupó por beneficiar a sus padres y a su hermano con viviendas de protección oficial.

ALCORCÓN

Los padres de Natalia de Andrés fueron agraciados con el programa «Plan Permuta», un programa para mayores de 65 años con problemas de movilidad reducida y que tuvieran una vivienda en propiedad. El alquiler o uso de este se permutaba por el uso y disfrute de una vivienda nueva con todas las comodidades, un lujo que pocos vecinos de Alcorcón pudieron disfrutar. Qué afortunados los padres de Natalia.

Al igual que su hermano, que consiguió una vivienda a través del programa de «Condición Resolutoria».

Este programa vendía viviendas de protección oficial a jóvenes que pagaban cuotas mensuales a EMGIASA, que era la empresa titula de la hipoteca. Este plan provocó que mucha gente dejara de pagar su cuota y que EMGIASA se viera obligada a asumir el pago la hipoteca con el fin de evitar desahucios. El hermano de Natalia de Andrés también fue de los pocos alcorconeros agraciados en este programa días antes de que el PSOE perdiera las elecciones en 2011.

LEGANÉS

Y terminamos la ruta de la colocación en otra de las joyas de la corona, Leganés, donde la Empresa Municipal del Suelo, con 22 trabajadores cuenta entre sus filas con cargos orgánicos de las ejecutivas del PSOE y la antigua IU. Un ejemplo palmario: la jefa de administración de la Empresa Municipal del Suelo es la esposa del actual alcalde de Leganés, el socialista Santiago Llorente.

Es más, un trabajador de la empresa desde su fundación es secretario de organización del PSOE local y otro está en la ejecutiva ostentado la secretaría de economía, empleo y movilidad sostenible.

La actividad de esta empresa en los últimos tiempos es casi nula, más allá de algún arreglo y mantenimiento puntual de algún inmueble que la sociedad construyó en su día. Se ha llegado a denunciar la creación de empresas que, a los pocos días de su constitución, recibían sin concurso el encargo de dichos arreglos, dándose incluso la circunstancia de la presentación de facturas de arreglos en un sexto piso de un edificio de sólo cuatro plantas.

Mención especial merece LG Medios, antigua LEGACOM, la empresa de comunicación. En 2011 llegó a contar con 12 trabajadores colocados y un presupuesto cercano al millón de euros para sueldos y propaganda. La llegada del PP al poder dejó la empresa bajo mínimos a través del despido con acuerdo de dos tercios de la plantilla. No obstante, dos trabajadores no se avinieron, denunciaron y su despido fue considerado nulo… «por motivos ideológicos», según reza la propia sentencia.

Sus carnets del PSOE fueron decisivos a la hora de invalidar el despido.

La Intervención del Ayuntamiento de Leganés lleva advirtiendo desde hace años que LG Medios es inviable porque no genera ingresos y su presupuesto es casi íntegro para pagar generosos sueldos. El gobierno PSOE-Leganemos (Más Madrid) ha iniciado su proceso de liquidación, no sin antes «rescatar» a sus cuatro trabajadores actuales. El PP de Leganés ya ha anunciado acciones legales contra el alcalde socialista, Santiago Llorente, por la recolocación en el Ayuntamiento de los trabajadores de LG Medios, «por la puerta de atrás» y sin haber superado ningún tipo de examen.

Cómo va a dejar el PSOE de Madrid sin trabajo a los suyos, ¿verdad?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído