EN EL CONGRESO

Margarita Robles causa un cisma en el Gobierno: humilla públicamente a Pablo Iglesias

Ya no se disimula en público, se hace evidente la alta tensión en las relaciones entre PSOE y Podemos

Margarita Robles causa un cisma en el Gobierno: humilla públicamente a Pablo Iglesias
Margarita Robles y Pablo Iglesias, durante una comisión parlamentaria.

Este pasado miércoles 16 de diciembre se celebraba una convulsa sesión de control al Gobierno en el Congreso.

Fue una jornada negra para el Ejecutivo de coalición PSOE-Podemos. Aunque los focos se han puesto en esas fotografías, captadas entre bambalinas, de la fenomenal bronca entre Pablo Iglesias y la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, que calificaba como “cabezón” a su vicepresidente segundo, no era esta la mayor amenaza para las relaciones entre socialistas y podemitas…

Porque el hecho de mayor gravedad para la cohesión interna del Gobierno no ocurría ni mucho menos en los pasillos de Las Cortes: se producía, con luz y taquígrafos, en la tribuna de la Cámara Baja por obra y gracia del ataque directo de una ministra del Gobierno, que se encuentra entre las mejores valoradas por la ciudadanía, a su compañero en el Ejecutivo, líder de la formación morada y vicepresidente segundo del Gobierno.

La ministra de Defensa, Margarita Robles -que no solo no comulga con Podemos sino tampoco con el rumbo que está dando Pedro Sánchez al Gobierno y a su partido- aprovechaba una pregunta del PNV sobre el Ejército y los polémicos chats de exmilitares, para lanzar una demoledora y reveladora frase dirigida contra Pablo Iglesias.

“Por más de 120.000 hombres y mujeres que ponen en peligro su salud, donde no han estado otros. Ayudando con las residencias, con los cadáveres, con los rastreos..”.

Una frase que, tal y como ha podido saber Periodista Digital de fuentes de Podemos, dejaba helado al principal aludido, Pablo Iglesias. A ningún miembro del Gobierno se le ‘escapó’ que Robles afeaba el ‘absentismo’ y la inacción política durante la pandemia del vicepresidente segundo del Gobierno, quien además a mitad de marzo se arrogó la competencia en la gestión de las residencias de ancianos, aunque no se le conoce acción o decisión alguna.

Ese “donde no han estado otros” retumbaba en los tímpanos de un Iglesias que además es ministro de Derechos Sociales. Las mismas fuentes explican a PD que las palabras de Robles cayeron como un terremoto entre la bancada de Podemos pero también entre algunos diputados socialistas que coincidían, en privado, en calificarlas de inapropiadas. La coalición atraviesa ahora por sus peores momentos, con diferencias personales y políticas entre muchos de los principales actores del Gobierno.

Por si fuera poco, minutos después Margarita Robles volvía a escenificar, esta vez de forma más gráfica y más explícita, su enorme distanciamiento con el Gobierno de colación: durante las intervenciones de Pablo Iglesias en la sesión, fue la única diputada y miembro del Ejecutivo en no aplaudir al vicepresidente segundo.

Un gesto que va mucho más de la mera anécdota y que se convierte en una escenificación de la ruptura no solo entre Robles e Iglesias, sino también entre la ministra de Defensa y el presidente Pedro Sánchez.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído