Los ciudadanos van por delante de la propia administración.

El conflicto de los décimos de lotería de Ponteareas, resuelto por medio de la Mediación.

La UE, ha dispuesto que los conflictos sean resueltos bajo la autonomía de las partes y la administración como es costumbre ni oye ni escucha. Mientras los tribunales colapsados y en desprestigio.

El conflicto de los décimos de lotería de Ponteareas, resuelto por medio de la Mediación.

El problema es que vivimos en un mundo donde la estupidez es escuchada, la inteligencia es ignorada y la educación ha pasado de moda.

Un envío hecho por la entidad Correos de España, equivocado, abre un conflicto que resuelven las partes en unos días y lo hacen utilizando un medio de resolución de conflicto del que mucho se habla y de obligada implantación por la UE, sin que hasta la fecha sea una realidad a nivel legal y obligatoria. Blog de Formación en Mediación

En Vigo en el Despacho Profesional de  «EIA Consultoría», Página Web Despacho profesional EIA Consultoría esta mañana y en menos de dos horas se resolvió bajo la soberanía de los interesados un conflicto que comenzó a estar judicializado y que podría durar años. El litigio surgió cuando una administración de loterías de Valladolid encargó el servicio de paquetería a Correos, y debido a una confusión en las etiquetas de los destinatarios se envió a la administración de Monforte de Lemos –Lugo–, entidad que había reservado y comprado al igual que Miguel del Café As de Picas, –Ponteareas– lotería  para sus clientes.

Con el diálogo y con la exposición centrada en el problema las partes se han dado cuenta, que  ni los responsables de la Administración de loterías de Monforte de Lemos, ni el responsable de As de Picas, cometieron hecho punible o infracción alguna, que el fallo central fue único y exclusivo del etiquetado de correos, entidad que en estas fechas suele estar descabezada porque después de todo lo analizado se ha llegado al convencimiento de que causó un problema y que se sitúa dentro de lo que podemos denominar «fallos «humanos» que enfrascó a ambos participantes en la medición y en un litigio que nunca debió existir. Sin duda la pelota siguen en el tejado de correos que debe responder de sus fallos humanos. Las partes de forma civilizada cerraron un acuerdo que nos muestra que los ciudadanos son más sensibles, responsables y humanos que muchas entidades que no son capaces de adaptarse al nuevo siglo de la Inteligencia artificial de la mente y de la resolución de conflictos de forma racional y equilibrada que siente paz y no cultura del litigio permanente.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído