Miedos, ansiedad y vértigo en el PP y C,s… pero hay solución

Aunque el trastazo que se han pegado ha sido escandaloso, hay que mirar siempre en positivo y darse cuenta que la solución la tienen en sus manos y la unión efectiva de ambos partidos, bien por opa hostil o amistosa, acabará con el comodín de Pedro Sánchez, que mientras existan tres partidos de centro derecha, él ocupará la Moncloa de forma vitalicia.

Miedos, ansiedad y vértigo en el PP y C,s... pero hay solución

Si la foto fija que salga de esta nefasta situación fuera un partido fuerte en la derecha y evidentemente VOX es el llamado a transitar por esa vereda y un partido fuerte de centro izquierda/derecha resultado de la fusión de PP y C,s, el Gobierno Sánchezstein estaría abocado al desastre en el corto plazo, en caso contrario, la izquierda encadenará mayoría absoluta tras mayoría absoluta, hasta destruir completamente la Democracia en España.

La mayoría de dirigentes, altos cargos, alcaldes, concejales, diputados y demás cargos de libre designación que viven a cuerpo de rey de la política bajo el paraguas de PP y C,s en Castilla y León y en Andalucía, aunque estoy seguro de que es en toda España, con la excepción del Madrid de Ayuso, que tiene garantizado el apoyo masivo de sus votantes, fundamentalmente por haber sido la excepción que, sin complejos ha defendido a capa y espada los valores de la derecha patria, llevan dos días dándole vueltas y vueltas a la almohada, con sudores fríos pensando en como defender esa atalaya a la que costó tanto llegar y que desde el domingo parece tan endeble como el blandiblú.

El PP y C,s, al contrario que el PSOE y Podemos, están viendo como sus votantes, como ha sucedido tradicionalmente en el centro derecha en España, no tienen un apego a las siglas como en la izquierda, donde da igual lo que hagan, como lo hagan y quien lo haga, que seguirán votando a la marca igual que el que es del Betis lo es «man que pierda» y para muestra un botón con el «defecto» Illa, que con la peor gestión sanitaria del mundo, la peor gestión económica del mundo y escondiendo más de 40.000 fallecidos por Covid, saltando del ministerio a la Generalidad sin un solo día de pérdida de sueldo, ha conseguido ganar en votos las elecciones catalanas, aunque para ese viaje no hacía falta alforjas, puesto que lo que ha ganado fundamentalmente es dar alas al separatismo, fortalecer a los que dieron el golpe el 1-O y destruir el constitucionalismo en Cataluña.

La izquierda en España, gracias al PP de Rajoy, se ha hecho con el 95% de la fuerza mediática, lo que les permite hacer lo que se les pase por la cabeza, que nunca pasa nada de nada, no necesitan a ningún gurú como el tan nombrado Iván Redondo, puesto que aunque pusieran al pato Donald en su puesto, las cosas seguirían igual que están, todos los medios sacudiendo sin piedad al PP de la Gurtel, de los que conocemos la vida y milagros de cada uno de los implicados en haber robado supuestamente 100 millones de euros, mientras los miles de millones de euros de los ERE y cientos de casos de corrupción socialista, pasan de puntillas durante unos minutos el día de la condena de dos ex presidentes del PSOE entre otros.

Cuando los altos cargos del PP y C,s llegan a sus atalayas, se olvidan de quien les ayudó a llegar arriba, tanto de los votantes, afiliados y medios de comunicación que se partieron la cara por ellos y en cambio, el PSOE y Podemos hacen justo lo contrario, duplican los altos cargos, los ministerios, los asesores, se gastan miles de millones de euros en regar a los medios de comunicación amigos y hacen valer, ahí si que lo llevan a rajatabla, aquello que nos vendió Pedro el calamidad de «no dejaremos a nadie atrás».

Pero volviendo a la solución, es necesario una refundación de un Partido político fusionando al PP y a C,s  que sea capaz de generar ilusión, sin complejos y que movilice el voto en esa vereda del centro derecha/izquierda y dejen de hacer el ridículo acusando a VOX de ser poco menos que el «Demonio colorao» culpable de todos los males patrios, con los que C,s no quiere ni siquiera sentarse a negociar unos presupuestos o una investidura y no dejar pasar ni una sola oportunidad de hacer oposición y mandar a freir espárragos o a esparragar al peor Gobierno que se puede soñar en España, un Gobierno como el que padecemos y cuyas consecuencias económicas y sanitarias han dejado y van a dejar cada día que estén al frente, la economía española para el arrastre.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Ramsés Laguna

Ramsés Laguna, un enamorado de Castilla y León, empeñado en escribir.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído