"SE DEBE PARAR A LA DERECHA CRIMINAL"

Pablo Iglesias deja de ser vicepresidente del Gobierno para intentar ganar a Díaz Ayuso en Madrid

La actual ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, le sustituirá en la vicepresidencia y la secretaria de Estado Ione Belarra será ministra

Noticia bomba. Y llega en el aniversario de un 15-M, acontecimiento histórico del cual, entre otras cosas, surgió Podemos. Pablo Iglesias no quiere dejar en manos de ningún otro la responsabilidad de enfrentarse a la ‘amenaza’ de Isabel Díaz Ayuso y ha decidido disputarle él mismo a la actual presidenta de la CAM las elecciones del próximo 4 de mayo, tal y como ha anunciado él mismo en un vídeo.

El hasta ahora vicepresidente segundo del Gobierno de coalición socialcomunista ha tomado la decisión de abandonar el Ejecutivo para ser el candidato de Unidas Podemos en esos comicios, convocados por Díaz Ayuso tras la sospecha de una moción de censura de Ciudadanos y de Ignacio Aguado y avalados finalmente por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Según ha avanzado Pedro Vallín, periodista muy afín al líder morado, en La Vanguardia,  el vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030 ha anunciado su salida del Gobierno, la cual se hará efectiva al arranque de la campaña electoral madrileña, es decir el 20 de abril.

Iglesias: «El objetivo es parar a la derecha criminal»

Así lo ha explicado en un vídeo donde da los detalles de por qué ha tomado esta decisión y donde trufa su intervención con insultos a la derecha, auténtica marca de la casa: «Se debe parar a la extrema-derecha».

«España vive una nueva transición y la democracia está amenazada por esa derecha criminal», ha declarado en clara referencia a Ayuso y VOX.

«Si los militantes quieren, voy a presentarme a las elecciones. Un militante debe estar allí donde es más útil en cada momento», ha declarado Iglesias en un mensaje a sus militantes. Atención a este punto, porque tiende la mano a su rival político, Iñigo Errejón, para lograr una alianza con su partido, ‘Más Madrid’:

«Necesitamos una candidatura fuerte. Madrid necesita un Gobierno de izquierdas»

«Hemos conseguido acabar con el bipartidismo, hemos impulsado candidaturas municipalistas, hemos vencido resistencias y hemos formado el primer Gobierno de coalición. Esto implicaba hacer frente a muchas contradicciones. Hemos sacado adelante políticas que parecían imposibles. Hemos logrado que el Gobierno responda a una crisis social de una forma opuesta a cómo se hizo en el pasado. […]».

España vive una transición y la democracía está amenazada por una nueva derecha ‘trumpista’, bien situada en el Estado. Bien sabéis el precio que tiene para nosotros decir esto con toda claridad. Lo que llevamos años diciendo es la puñetera realidad.

Hay que ser valiente. Es imprescindible hacer frente a esa derecha criminal. Hay que ser capaz de comprender cuando hay que dar paso a nuevos liderazgos. El Gobierno se ha consolidado con los presupuestos.

Yolanda Díaz, es ya la mejor ministra de Trabajo de la historia de este país. Puede ser la próxima presidenta del Gobierno de España. La gente de Podemos y de izquierdas de este país la tenemos que apoyar para que sea la candidata de las próximas elecciones generales.

 

Pero los acontecimientos me han llevado a dar el paso. Madrid está ante un enorme riesgo, que es un riesgo para Madrid y para España: un gobierno de ultraderecha con Ayuso y VOX. Tenemos la oportunidad de hacer un gobierno de izquierdas en la CAM. Tenemos que impedir que estos delincuentes y criminales

Yolanda Díaz será vicepresidenta e Ione Belarra, ministra

Según diversas fuentes, su propuesta para sustituirle como vicepresidente dentro del Ejecutivo sería la actual ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. El propio Iglesias se deshacía e elogios a su compañera, a la que ve como candidata de Unidas Podemos en las futuras elecciones generales.

Además, Ione Belarra sería la nueva ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 tras la salida del líder podemita. Belarra, hasta ahora secretaria de Estado de Agenda 2030, asumirá el liderazgo del Ministerio que deja el vicepresidente segundo para disputar la presidencia de la Comunidad de Madrid.

El convulso y cuestionable paso de Iglesias por el Gobierno

La historia de Pablo Iglesias dentro del Gobierno ha sido, como casi todo en él, un circo. Primero iba de digno y se negaba a pactar con los socialistas y después del las elecciones de noviembre del 2019, le vieron las orejas al lobo con la subida de VOX y enseguida teníamos gobierno de coalición.

Siempre llamó la atención en antes de esta segunda ronda de votaciones, en junio de 2019, el propio Iglesias se creyó estar dando ejemplo anunciando que renunciaba a entrar en el próximo Consejo de Ministros porque no quería ser un escullo.

Meses después, se olvidó de todo, entró de Vicepresidente primero del Gobierno, metió a su mujer, Irene Montero de ministra de Igualdad y su papel, desde entonces, ha sido el de meter cizaña en el Congreso y de tensar las relaciones en el Ejecutivo del que formaba parte. Mientras, la pareja disfrutaba de un impresionante chalet en Galapagar tras haber olvidado haber hecho campaña asegurando que jamás se despegarían de la realidad de la gente de su barrio.

Iglesias siempre ha sido, con permiso de Pablo Echenique, un ser incómodo para el gobierno de coalición. Hay quién dice que Pedro Sánchez ha respirado aliviado con esta sorprendente decisión. Alguien capaz de comparar al fugado Carles Puigdemont con los exiliados republicanos, de decir claramente que no hay democracia en este país o de darle la mano a los terroristas y alentar el pacto con sus herederos políticos. Eso sí, en plena pandemia y con tres hijos, al ya exvicepresidente le ha dado tiempo a ver series. Muchas series. Y comentarlas en Twitter.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

NEUMÁTICOS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído