EN FERRAZ PIENSAN EN IGLESIAS, COMO MUCHO, COMO APOYO DE INVESTIDURA

El diseño de Moncloa para Madrid: Gabilondo cogiendo votos de C’s y sumando con Errejón

El movimiento de Iglesias es una batalla de fondo y de largo recorrido contra el mismísimo Sánchez

El diseño de Moncloa para Madrid: Gabilondo cogiendo votos de C's y sumando con Errejón

En Moncloa, el calculador y estratega Iván Redondo, con aprobación del presidente Pedro Sánchez, diseñaron la moción de censura en Murcia. Les salió mal porque no contaron con la insistencia de García Egea (PP) y con el polvorín que iba a ser Ciudadanos.

Pero ahora toda la atención está centrada en Madrid. Las inminentes elecciones a la región son un caramelito para todos los partidos, y aunque Díaz Ayuso parece partir con ventaja, el presumible hundimiento de Ciudadanos y la irrupción de Pablo Iglesias como un elefante en una cacharrería, colocan un nuevo panorama.

Fuentes políticas de la máxima altura confirman a Periodista Digital por dónde pasan las intenciones reales de Ferraz de cara a las inminentes elecciones:

El diseño de Moncloa para la importante plaza madrileña pasa por Gabilondo mejorando levemente los números de 2019 (ganó las elecciones con 37 escaños) y que Más Madrid sume también al nivel de entonces (20 escaños), porque son los errejonistas los principales aliados que quieren desde Ferraz para su proyecto madrileño.

Después, de darse una repartición de los escaños de Ciudadanos entre PP, PSOE y VOX (todos podrían pillar), los números volverían a estar ajustadísimos como ocurrió en 2019. Solo que esta vez, además, la izquierda cuenta con la baza electoral de Pablo Iglesias: el PSOE no lo quiere ni en pintura en un gobierno de la región, pero sí apoyando la investidura con sus votos.

Mónica García confirma el fiasco de Iglesias

No escondió desde su irrupción en la política regional hace un escaso día, Pablo Iglesias, que su idea es encabezar un conglomerado de partidos a la izquierda del PSOE. Incluye, por supuesto, a Podemos, a Izquierda Unida y a Más Madrid. Pero es ahí, en los errejonistas, donde lo tiene muy crudo y así se lo ha mostrado Mónica García:

Madrid no es una serie de Netflix que haya empezado el pasado miércoles. Las mujeres estamos cansadas de hacer el trabajo sucio para que en los momentos históricos nos pidan que nos apartemos […] No tenemos necesidad de que nadie nos tutele.

Sánchez, molesto con el movimiento de Iglesias

Podría parecer que a Pedro Sánchez le sienta de maravilla perder de vista a Pablo Iglesias, y así quiso mostrarse en la rueda de prensa que ofreció junto a Macron desde Francia.

Pero la procesión va por dentro; primero porque el podemita se va del gobierno pero dejando su impronta bien implantada ahí (Irene Montero, Yolanda Díaz, Alberto Garzón y muy probablemente Ione Belarra), y segundo, porque está clarísimo que el movimiento de Iglesias es una batalla de fondo y de largo recorrido contra el mismísimo PSOE. 

La propia Esther Palomera explicó en Telecinco este mismo martes que la decisión de Pablo Iglesias era desconocida por Pedro Sánchez, que se enteró ya aterrizado en Francia, y que «generó estupor entre los miembros del Consejo de Ministros».

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

COMIDA SANA

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Pablo González

Licenciado en periodismo en 2010. Canterano del diario ABC, actualmente es redactor de política, portadista y responsable del área audiovisual de Periodista Digital.

Lo más leído