SU PASADO LES PERSIGUE

El ‘Gobierno de la mentira’ trata de silenciar a Periodista Digital con una oscura maniobra de Iglesias

El exvicepresidente y el propio Pedro Sánchez entienden la mentira como su principal forma de hacer política

El ‘Gobierno de la mentira’ trata de silenciar a Periodista Digital con una oscura maniobra de Iglesias
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, firmando el acuerdo legislatura.

Se lo hemos contado en Periodista Digital, Pablo Iglesias quiere colocarnos la mordaza. Por segunda vez en un año, el ya exvicepresidente del Gobierno nos ha remitido un burofax que incluye una ‘nota de rectificación -que publicamos íntegramente- hecha por el ahora candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid, a la noticia publicada en nuestro diario el 3 de abril y que se titulaba: «El pacto secreto de Sánchez: Pablo Iglesias cobrará un sueldo anual vitalicio de 107.000 euros«.

Es un desmentido de un miembro saliente del Gobierno de la mentira, el Ejecutivo de Pedro Sánchez que ha entrado en la historia como el dirigente que más ha mentido y traicionado en a sus electores.

Es larga la lista de embustes del tándem Sánchez-Iglesias -o PSOE-Podemos– y el desmentido (que publicamos porque le asiste la ley) apunta a  otra falacia más.

Porque este Gobierno de coalición se ha movido en la falsedad de su génesis: Pedro Sánchez negaba que fuese a pactar con Podemos (no podría dormir con Iglesias de vicepresidente) o con Bildu, horas después llegaba a Moncloa de la mano de ellos.

Desde entonces el socio de Iglesias ha entendido la mentira como parte principal de su política, desde la negación de la cifra real de los muertos por coronavirus hasta asegurar que no hacía falta usar mascarillas. Sánchez ha hecho de la mentira su ‘arte’. Lo hizo a título personal con su tesis doctoral y lo hizo ante España negando todas las alianzas políticas que, tras pasar por las urnas, acabó haciendo.

No se queda corto Iglesias que no tiene credibilidad alguna a la hora de realizar un desmentido. Él que negó que cobraría en política más de dos salarios mínimos, él que dijo que jamás abandonaría Vallecas, él que usa el cargo para colocar a cónyuges o exparejas o él que con todo el descaro ‘retiene’ una tarjeta de SIM de su amiga para “protegerla” y así lo dice en sede judicial.

Y juntos, Sánchez e Iglesias, nos mintieron con el coronavirus: “Es una gripe”, repetían y hacían repetir a sus acólitos en los medios. “No habrá más que algún infectado”, aseguraba el ‘iluminado’ Fernando Simón. Ocultaron a los españoles que la OMS y la Unión Europea habían recomendado que no se celebraran actos multitudinarios el fin de semana del 7 y 8 de marzo. Sabían que el virus era letal.

Vimos a las ministras con guantes y a la diputada madrileña del PSOE gritar: “¡Que no se besa! ¡Que no se besa!”. Tenían la información y no hicieron nada porque debían celebrar su performance del 8-M…

Mentiras con la crisis de la inmigración en Canarias, mentiras contra Isabel Díaz Ayuso, mentiras y más mentiras de quienes a bien se les podría aplicar la frase a Truman de Nixon: “Si alguna vez se sorprendiera a sí mismo diciendo la verdad, mentiría tan solo para no perder la práctica”.

Y él, Pablo Iglesias, nos desmiente con un burofax con muy poca credibilidad, lo contrario que nuestras fuentes.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Lo más leído