SE REVUELVE CONTRA EL DIARIO POR HABER LLAMADO "RASTAS" A SU COMPAÑERO ALBERTO RODRÍGUEZ

Pablo Iglesias llama a Francisco Rosell «el calvo de El Mundo»

"La ultraderecha mediática no sólo miente, tampoco sabe disimular su rancio clasismo"

Pablo Iglesias llama a Francisco Rosell "el calvo de El Mundo"
Pablo Iglesias y Francisco Rosell.

No le ha gustado a Pablo Iglesias que el diario El Mundo se haya referido a Alberto Rodríguez, secretario de Organización de Podemos, como ‘El Rastas’.

Iglesias ha llamado al director del diario de Unidad Editorial como «el calvo de El Mundo».

Por si fuera poco, y en línea con sus ataques a los medios de comunicación, ha tachado a este rotativo de «ultraderecha mediática» que no solo miente sino que tampoco «sabe disimular su rancio clasismo».

«¿Alguien se imagina que nos refiriéramos a Francisco Rosell, director de El Mundo, como “el calvo de El Mundo”? La ultraderecha mediática no sólo miente, tampoco sabe disimular su rancio clasismo. Toda la fuerza @Alber_Canarias Su odio es nuestro mayor orgullo».

El podemita Alberto Rodríguez, procesado por el Supremo por dar una patada a un policía

Diga lo que diga Iglesias, lo cierto es que el tal Alberto Rodríguez, más conocido como ‘El Rastas’, tiene un serio problema.

Está acusado de un presunto delito de atentado y falta (o delito leve) de lesiones y el Tribunal Supremo dictó este lunes 12 de abril de 2021 un auto por el que ordena proseguir la causa contra él por presunto delito de atentado y falta (o delito leve) de lesiones, y además por los trámites de procedimiento abreviado.

Por tanto una vez concluida la instrucción del caso, el juez del Alto Tribunal se da un plazo de diez días al Ministerio Fiscal para que solicite la apertura de juicio oral, el sobreseimiento de la causa o, excepcionalmente, la práctica de diligencias complementarias.

Los que se juzga precisamente en el Supremo dada la condición de aforado de Rodríguez, consiste en los hechos acaecidos el 25 de enero de 2014 en La Laguna (Tenerife); una manifestación contra el ministro de Educación del PP, José Ignacio Wert, durante la que hubo una presunta patada a un policía por parte del hoy diputado podemita.

Pero ya saben que los podemitas son duros de roer. Fíjense en las palabras que profería el aforado Rodríguez hace algunas semanas ante el Tribunal Supremo:

No tengo nada de lo que arrepentirme ni nada de lo que avergonzarme, y seguiré participando en movilizaciones toda mi vida, y lo seguiré haciendo con orgullo, por mucha persecución, por mucho montaje policial, por muchos intentos de criminalización de la protesta que haya.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído