Iglesias apuesta por Yolanda Díaz para tomar las riendas del partido de extrema izquierda que naufraga peligrosamente

Irene Montero, ¿la próxima en dimitir en Podemos por su menoscabada imagen?

La ministra de Igualdad está entre las peores valoradas del Gobierno PSOE-Podemos y cuenta con una larga lista de escándalos como el ‘Caso Niñera’ o usar a su escolta como chófer familiar

Irene Montero, ¿la próxima en dimitir en Podemos por su menoscabada imagen?
Pablo Iglesias e Irene Montero PD

No contribuyo a sumar. Dejo todos mis cargos, dejo la política de partido”. Así fue como Pablo Iglesias anunció su salida de la política tras el espectacular fracaso electoral que vivió frente a Isabel Díaz Ayuso en los comicios del 4M.

Un discurso similar al que se prevé que pueda llegar en los próximos meses por parte de Irene Montero, quien también ha visto menoscabada su imagen dentro y fuera del partido de extrema izquierda, por lo que tendrá que optar por dos caminos: manejar a `títeres’ en la sombra o abandonar Podemos.

Fuentes cercanas a Podemos confirman que lo idóneo para el partido de izquierda radical es la segunda opción, lo que permitiría una renovación más creíble para el electorado que teme Iglesias siga controlando a distancia el partido con el apoyo de Montero, Juan Carlos Monedero y Pablo Echenique.

La salida de Montero parece evidente cuando se valora su desprestigiada imagen. Toda su popularidad fue cayendo en picado desde que, en 2017, asumió la responsabilidad de ser la portavoz del grupo parlamentario en el Congreso en sustitución de Íñigo Errejón.

La actual ministra de Igualdad es consciente de que Podemos es un barco que se hunde a la deriva, por lo que ha dado un paso atrás tanto en su cercanía con Iglesias como con el riesgo de asumir responsabilidades como ser la candidata del partido de extrema izquierda en Madrid o, al menos, asumir las riendas de la dirección nacional tras la dimisión de su pareja.

En un intento por sobrevivir y escapar a un destino similar al de Ciudadanos, en Podemos están apostando todo a una sola carta: Yolanda Díaz.

Es importante recordar que el Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de abril apuntaba a que la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Nadia Calviño, la titular de Defensa, Margarita Robles, y la vicepresidenta tercera y ministra de Empleo, Yolanda Díaz, son las tres integrantes del Gobierno con mejor valoración entre los ciudadanos.

Confiando en los análisis de José Félix Tezanos, Podemos está colocando a Yolanda Díaz como la posible política en tomar las riendas del partido. Sin embargo, quizá sea necesario una reconducción de emergencia, ya que ser la ‘heredera’ de Iglesias genera un tufo no agradable para los electores, quienes no olvidan su incapacidad para lograr resultados positivos en la generación de empleo en España.

No obstante, el partido de izquierda radical tampoco cuenta con muchas más opciones, ya que la valoración de Irene Montero está por los suelos, siendo junto a Ione Belarra de las peores valoradas por los ciudadanos, según el citado barómetro del CIS.

No es casualidad que, tras el 4-M, justamente ellas dos decidieran intentar impulsar su imagen a través de una reunión con el presidente de LaLiga, Javier Tebas. Más aún en un momento tan crucial del torneo.

A Montero se le cae el chupete

La ministra de Igualdad necesitará mucho más que reuniones para impulsar una imagen que se ha visto menoscabada por una larga lista de escándalos.

No solo porque fue una de las promotoras del trágico 8M que disparó el número de contagios de coronavirus en España (llegando a convocar a participar una vez más tras un año de pandemia), sino también por su rechazo dentro de sectores del feminismo que no entienden que no denuncie el “machismo” de Iglesias por guardar la tarjeta del móvil de su exasesora, como se investiga en el ‘Caso Dina’.

A la larga lista se suma la polémica por el ‘Caso niñera’, por la presunta utilización que Montero hacía para fines personales de una asesora suya en el Ministerio de Igualdad y antes en el Congreso (Teresa Arévalo). 

Sin olvidar las denuncias de su escolta, quien señalan a Montero de obligarle a hacer de chófer tanto de la niñera como de familiares de la ‘Marquesa de Galapagar’, así como que la ministra llevó hasta los tribunales a sus vecinos por protestar en las inmediaciones de su vivienda.

Como si fuera poco, la pareja de Iglesias no cuenta con un sólido aliado en el Gobierno de Pedro Sánchez, ya que existen importantes diferencias con socialistas como Carmen Calvo o Margarita Robles.

El penúltimo enfrentamiento con la vicepresidenta socialista se saldó a favor de Calvo, quien frenó el proyecto de la Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual a las puertas del Consejo de Estado (el órgano consultivo que falta por dar su opinión).

Todo un panorama que apunta a que Montero puede seguir los pasos de Iglesias y abandonar la política para intentar ‘hacerse de oro’ a través de otra salida profesional.

OFERTAS PLATA

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 21 Y EL 40% !!!

Te ofrecemos un amplio catálogo de ofertas, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído