El socialista pide que las críticas no se centren en su persona o su amistad con el presidente Pedro Sánchez

La excusa de Tezanos para no admitir la manipulación de las encuestas del CIS: «No soy un adivino»

El presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas está recibiendo duras críticas tras la gran diferencia entre sus estimaciones y los resultados reales del 4M

La excusa de Tezanos para no admitir la manipulación de las encuestas del CIS: "No soy un adivino"
Pedro Sánchez y José Félix Tezanos PD

El socialista José Félix Tezanos está buscando todas las excusas posibles para evitar tener que reconocer la manipulación de encuestas realizadas por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

El organismo publicó, que ya venía siendo cuestionado por ofrecer unos datos que suelen beneficiar al PSOE y a sus socios, está en el ojo de la polémica tras la gran diferencia de sus estimaciones y los resultados reales de las elecciones de la Comunidad de Madrid.

Es importante recordar que en la encuesta dada a conocer el 5 de abril, el CIS apuntaba a un empate técnico entre los bloques de la izquierda y la derecha, con 68 diputados cada uno, y el ‘sondeo flash’ del 22 de abril abría la puerta a una mayoría absoluta de izquierdas que podía llegar a los 73 escaños. Finalmente, Más Madrid, el PSOE y Podemos sumaron en las urnas 58 diputados.

«Ante fallos predictivos como los que han tenido lugar en las recientes elecciones de Madrid, lo que conviene es abordar un debate riguroso, objetivo y desprejuiciado, sin descalificaciones ad hominem», intenta defenderse Tezanos en un artículo de opinión publicado en el diario ‘El País’ el sábado 15 de mayo.

Ante las críticas recibidas, Tezanos (afiliado desde los años 70 al PSOE, en cuya Ejecutiva Federal fue secretario de Estudios y Programas entre 2017 y 2018) justifica que el CIS en todo momento daba ganador de las elecciones al PP, aunque con entre seis y once escaños menos que los 65 que obtuvo el 4-M.

«En contraste con estos aciertos, es evidente que nuestras encuestas no detectaron la caída del PSOE, posiblemente porque se produjo básicamente en los tres o cuatro últimos días», añade sobre los resultados de los socialistas, que se quedaron con un 16,85% de los votos y 24 escaños después de que el CIS les atribuyera un 25,3% y 38 diputados y luego un 23,4% y entre 34 y 36 diputados.

Además, Tezanos destaca que durante el último periodo del CIS «siempre se ha acertado en la identificación de los partidos ganadores y, en varias ocasiones, se ha anticipado con notable precisión los repartos de escaños, como sucedió en las elecciones de abril de 2019, en las gallegas, en las vascas y en las catalanas, en las que nadie daba vencedor al PSC».

También señala que «no es cierto que el CIS antes siempre acertara» y recuerda cómo se equivocó al pronosticar los resultados de los comicios generales de 2016 y cómo otras encuestadoras fallaron igualmente en sus estudios. En cualquier caso, cree que los errores del CIS en el pasado no se debieron a «la impericia de sus técnicos ni de sus presidentes», sino a que se continuaban utilizando modelos de estimación del voto de los años ochenta que «estaban desfasados».

“No soy un adivino”

En un intento por justificar su gran desacierto, Tezanos subraya que no es un «adivino» ni pretende que el CIS sea una «institución adivinadora».

«Quienes estamos al frente del CIS somos científicos sociales, comprometidos con los métodos, y con el ethos propio de la Ciencia», afirma, agregando que lo único que cabe exigirles es que sus ideas sean públicas y que no se dejen «influir por ellas en el trabajo profesional». Algo que queda en duda cuando el propio presidente del CIS insulta a los votantes del PP.

Por último, insiste en que las encuestas sociológicas, «incluso las más rigurosas y mejor ejecutadas», operan con «amplios márgenes de error», por lo que «no deben ser fetichizadas ni petrificadas».

Asimismo, explica que en la sociedad española hay una creciente «volatilidad» e «impredecibilidad» porque cada vez menos electores votan siempre por el mismo partido y porque también aumentan los que toman la decisión sobre a quién votar, o cambian de opinión, durante la jornada electoral o el día anterior, y entre el 16% y el 18% se decide durante la última semana de la campaña.

El premio de Sánchez al CIS

A pesar de que su error estadístico fue descomunal, obviamente el trabajo de Tezanos tenía que ser recompensado por Pedro Sánchez.

Así ha sido: como revela Luz Sela en OKdiario el 7 de mayo de 2021, el Centro de Investigaciones Sociológicas dispondrá de 168.340 euros de bonificación en premio a su «productividad», después de que su presupuesto se hubiera incrementado hasta los 9,12 millones de euros.

O sea, por no dar una, por manipular hasta la náusea, por su servilismo al jefe, Sánchez les regala un bonus por los servicios prestados. El sueldo de José Félix Tezanos fue de 92.424,43 euros en 2019, según consta en el Portal de Transparencia. Es decir, 6.601 euros al mes, por encima del de Sánchez.

La paguita a Tezanos y compañía tendrá que ver, seguro, con los insultos que Tezanos dedicó a los votantes de Ayuso, a los que llamó «tabernarios».

En estas circunstancias, y habida cuenta de que la actuación de Tezanos al frente del CIS entra de lleno en lo delictivo, hace tiempo que la Fiscalía debería investigar al presidente del organismo público por malversación.

Los últimos acontecimientos colocan al Ministerio Público en la obligación de intervenir con urgencia.

Porque utilizar el dinero de todos los españoles para beneficiar al partido del Gobierno entra de lleno en el Código Penal.

Porque una cosa es manipular y otra, aún más grave, manipular malversando fondos públicos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído