POLÉMICA

Las redes descubren la verdad sobre la nueva foto de Pablo Iglesias y destrozan a Podemos

Se agitan las redes, que denuncian que el exlíder morado quiere perjudicar a su partido

Las redes descubren la verdad sobre la nueva foto de Pablo Iglesias y destrozan a Podemos
Pablo Iglesias, poco antes de la cita con las urnas en Madrid y todavía con coleta.

Se lo hemos venido contando estos días en Periodista Digital, el cambio del look del ya retirado Pablo Iglesias ha generado un importante número de comentarios, casi ninguno favorable.

Además, desde que se tuvo constancia de su nuevo e impactante look, muchos son los memes y montajes que se han hecho con el fin de la coleta de Pablo Iglesias.

Ahora, por las redes corre raudo un montaje donde Mister Bean, aquel personaje que interpretó el actor inglés Rowan Atkinson trabaja en una peluquería y corta por error la coleta a un confiado Pablo Iglesias.

Pero lo que no es precisamente un meme son las tremendas similitudes entre la ya famosa fotografía de Iglesias con el cambio de imagen, sosteniendo un libro, de semiperfil, con una pintura de Stalin en sus años de juventud. En concreto, ese retrato se lo hizo Iraklij Toidze, en el año 1932, en una postura idéntica y con un corte de pelo y estética casi calcada.

“No da puntada sin hilo y lo ha hecho para mandar un mensaje oculto y una provocación comunista, soviética”, dicen en las redes sociales que estos días dejan atrás la nueva imagen de Pablo Iglesias para dar importancia al gesto de la ‘stalinista’ imagen.

La comparativa no deja muchas dudas.

Twitter, Facebook, la mensajería móvil es un hervidero de comentarios y análisis de esa fotografía y, tal y como ha comprobado Periodista Digital, hay un común denominador: la imagen ‘destroza’ a Podemos porque deja a las claras que se trata de un partido extremo y recuerdan los millones de muertos provocados por el comunismo en general y por Stalin en particular.

Análisis de daños colaterales políticos al margen, la gente tiene muchas ganas de reír y más a costa del podemita, cuya pérdida de pelo simboliza en el aniversario del 15-M su caída en desgracia: Madrid acabó con su carrera política. «Iba para Sansón y se quedó en Dalila«, resumía Carlos Herrera recientemente.

«No se ha cortado la coleta, se la ha cortado Ayuso», decía Carlos Herrera en la mañana del pasado 13 de mayo de 2021, en la que en algún momento había que comentar el cambio de look de Pablo Iglesias.

Son muchos los podemitas que, como no tienen nada mejor que hacer ya que están desorientados desde el adiós del que hasta ahora era su faro, han criticado la tremenda atención mediática que ha recibido el corte de pelo de Pablo Iglesias.

Olvidan estas hordas que, en otro ataque de ego, fue el propio Pablo Iglesias quien filtró las fotos con su nuevo look a uno de sus periodistas amigos, Pedro Vallín, de La Vanguardia. El mismo que le defiende con pasión en tuits y videoblogs y que a cambio recibe este tipo de ‘exclusivas’. Favores se pagan con favores.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Lo más leído