Aprobada la Ley contra el fraude y la corrupción en Andalucía

Sin un solo voto en contra y con la abstención de la izquierda y la ultra izquierda, el Gobierno andaluz sacó adelante una ley totalmente imprescindible para que Andalucía no vuelva a convertirse en el epicentro de la corrupción, como lo ha sido durante los 38 años en los que el PSOE gobernó.

Aprobada la Ley contra el fraude y la corrupción en Andalucía

Una ley de estas características en la Andalucía de los Eres, Faffe, Edus y similares, era una de las herramientas imprescindibles y necesarias para el fortalecimiento de las administraciones, para ponérselo más difícil a los corruptos y para que se desarrollen los mecanismos en la administración para que la corrupción generalizada no vuelva a campar a sus anchas como durante los casi cuarenta años de poder socialista en Andalucía.

El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, ha expresado este miércoles su «enorme satisfacción» por la aprobación en el Parlamento de la Ley contra el fraude y la corrupción y protección de la persona denunciante, un «compromiso» del Gobierno del cambio con los andaluces que ve hoy la luz. «Aprobar hoy esta ley es una forma de pedir perdón a miles de andaluces que han perdido muchas oportunidades durante estos años» por la corrupción, ha subrayado.

Marín ha recordado que hace hoy justo seis años, el 9 de febrero de 2015, ya firmó un acuerdo con la anterior Administración que incluía entre sus puntos la creación de una Oficina de lucha contra el fraude y la corrupción. «Y hoy por fin, seis años después, lo que era imposible llevar a cabo se va hacer«.

La norma aprobada hoy contempla la creación de esta Oficina contra el fraude, adscrita al Parlamento para garantizar su independencia del Ejecutivo y dirigida por una persona que elegirá la Cámara por mayoría cualificada, así como medidas específicas para prevenir, detectar y denunciar irregularidades, malas prácticas y abusos de poder, en la que también se protegerá a las personas denunciantes.

El vicepresidente ha subrayado que se trata de un instrumento de transformación, con el que «queremos acabar de forma definitiva con los sucesos de fraude y corrupción empresarial, institucional y política que generaban no solo el rechazo por parte de la ciudadanía, sino que también ha contribuido al desprestigio de nuestras instituciones», y ha defendido que «estamos a tiempo de luchar contra la corrupción con voluntad y responsabilidad política«.

ENCUENTRA LOS PRODUCTOS QUE TE INTERESAN

¡¡¡ BÚSQUEDA DE LAS MEJORES OFERTAS ONLINE !!!

Obtener los mejores resultados de tu búsqueda de productos

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Ramsés Laguna

Ramsés Laguna, un enamorado de Castilla y León, empeñado en escribir.

Lo más leído