Un policía histórico se queja de la censura en el SUP y en AUGC. Pide respeto para la libertad de expresión y derechos humanos

Un histórico del SUP, censurado cuenta su historia.

Los derechos humanos no se mendigan se exigen, y los que se quejan de ser maltratados y encarcelados por ejercicio de sus derechos no pueden hacerlo lo mismo que les hicieron y siguen haciéndoles.

Un histórico del SUP, censurado cuenta su historia.
Policía y Guardias Civiles, los olvidados por la administración.

Nuestras vidas empiezan a terminar el día en que guardamos silencio sobre las cosas que importan. Martin Luther King Jr.

Hoy dentro del espacio dedicado a las vidas de aquellos profesionales de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, que han destacado por su actividad y dedicación en la defensa de sus compañeros y de los derechos humanos vamos a referirnos a uno de los nuestros al policía José Sánchez Amor, activo militante del Sindicato Unificado de la Policía sector histórico, con el carnet numero 1122, policía hoy en la reserva que en su fecha abandonó el SUP pasando a formar el sindicato democrático de policía. Militante en la actualidad de JUSAPOL. y nos narra en primera persona lo que sigue contando su historia.

Su historia Sindical la refiere desde que ingresó en Canillas en 1978, época en la que los atentados eran casi a diario, llegaban féretros de compañeros con frecuencia sorprendente e indignante, muchos se marcharon y otros nos quedamos para  tratar de cambiar las cosas, se unió al SUP en la clandestinidad  — se legalizó en el año 1984– vigilados intensamente con una dedicación extraordinaria por el antiguo servicio de inteligencia –C.E.S.I.D–  hoy CNI, –Centro Nacional de Inteligencia–  debiendo recordar por ser un hecho trascendental la conocida «Manifestación de la Seguridad Social», donde policías y Guardias Civiles salieron a la calle reclamando un derecho tan básico y del que disfrutaban todos los españoles como era la Seguridad Social. Por ejercer y pedir un derecho tan básico muchos policías y guardias civiles  fueron encarcelados en Soria,  derechos que hoy todos disfrutan  y gracias al esfuerzo y sacrificio de unos pocos.

Recuerda que se la jugó muchas veces, pues si te sorprendía utilizando tus derechos básicos de expresión o de propaganda, inmediatamente te expulsaban sin derecho alguno a la defensa, cuyo derecho estaba señalado como básico en nuestro ordenamiento constitucional, pero eliminado en democracia por la vía de hecho.

En este punto es donde nos sigue explicando la realidad que muchos desconocen en la actualidad, y nos señala alguna entre otras muchas.

Se produce el asesinato de unos  Guardias civiles y por la radio de los coches pedimos ir a la Dirección General para dar el pésame a los familiares, se nos prohibió la entrada y nos quedamos a las puertas de la DGGC, ante tal concentración de miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, acudieron los medios de comunicación, entre otros diario-16 y el programa de radio conocido por hora 25. La respuesta de la brillante e indignante Dirección General de la Guardia Civil, fue publicar una nota de prensa desmintiendo la concentración de miembros de las FSE, obviando la realidad del abandono y soledad de los parias que formábamos la policía y la guardia civil.

Años después abandonó el Sindicato Unificado de la Policía, y pasó a formar el denominado Sindicato Democrático de Policía –SDP– con el compañero Paco Antonio. Todo para no romper el trabajo llevado a cabo con el sindicato unificado de la policía, sindicato que según nos explica se había doblegado al poder olvidando a los policías. Fue vocal en Madrid a su incorporación a la UFP y vocal de garantías, nunca estuvo liberado, su trabajo sindical significó sacrificio de su familia, estando varios años apartado de la actividad sindical, retomando la misma a raíz de los acontecimientos del pasado año 2018 en la que se sintió abandonado y abatido al ser olvidado en la equiparación salarial al dejar fuera a los de segunda actividad. Motivos por los que hoy forma parte de JUSAPOL, aclarando que no con Jupol por su rebaja del código ético y por no seguir el conflicto colectivo.

Para terminar Ya, nos dice en primera persona: «Soy activista en twitter en la defensa de los derechos de los funcionarios de los cuerpos de seguridad del estado, y le parece un fraude y una vulneración clara y flagrante de los derechos constitucionales y humanos, que  haya sido bloqueado por el SUP y por AUGC  y todo ello por decir simplemente, que el día veintisiete de junio no se acordaron de las víctimas del Terrorismo y  por señalar, que se ocuparan de las mujeres de la Guardia Civil y de su equiparación con las policías autonómicas. La realidad supera a la ficción, vemos la paja en ojo ajeno pero no la viga en el nuestro

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído