Cangas de Morrazo debe ser intervenida por el estado, la situación de riesgo para la cosa pública y las personas es evidente

Cangas del Morrazo un ayuntamiento a intervenir. Caos Total.

La alcaldesa Victoria Portas es autora de la situación dramática que sufre este concello turístico. La ineptitud es patente y la administración debe tomar cartas en el asunto.

Cangas del Morrazo un ayuntamiento a intervenir. Caos Total.
La playa de Rodeira se quedó sin bandera azul pasa a negra, pero en silencio. Pronto la cerrarán por la invasión de hierbas malas

Grupos de vecinos se están organizando para pedir al fiscal, a la delegación y subdelegación del gobierno la intervención del concello.

Desde hace un par de años Cangas de Morrazo, –Pontevedra–, está en franca descomposición, no es una invención, si cualquier persona se da una vuelta por el municipio, verá que nada funciona, el abandono es generalizado. Aceras intransitables, centros deportivos abandonados, playas llenas de hierbas malas que impiden el uso y disfrute de las mimas. Ríos con obras que impiden el paso por las mismas, el paseo de Rodeira sin luz y, las instituciones públicas haciendo mutis para el foro; véanlo en el archivo fotográfico que adjuntamos al enlace que sigue. Cangas de Marrazo, una alcaldesa ineficiente

La situación debido al abandono general es para que las instituciones superiores del estado y de la CCAA actúen interviniendo este concello, lo más grave del asunto no es la paralización general que existe en todo el cuadro rector del municipio, sino, lo que hemos visto y presenciado el año pasado con motivo de un evento muy conocido del deporte, el cual fue anulado y llevado para otro municipio colindante debido a que cinco supuestos ecologistas que ante la mirada sorprendente de los bañistas, con palas y una cinta comenzaron a cerrar un espacio público sin autorización pertinente, debido a que según su científica opinión había dunas, lo que según las personas civilizadas y catetas son claras hierbas malas, lo que se palpa en la actualidad. Hierbas malas que hasta han llegado a cerrar la playa. ver enlace, Playa vallada hierbas malas

La ley está para cumplirse, unos ocupas de las playas toman la cosa pública la cierran y, las autoridades se lo permiten, eliminan de hecho los derechos de los ciudadanos que allí estaban y las autoridades hasta el día de hoy no han cumplido con sus obligaciones, cuando hablamos de autoridades  nos estamos refiriendo a la policía local, al fiscal, a la Guardia Civil, y al resto de obligados. Esto debería implicar una investigación y acciones en defensa de los principios de autoridad y los derechos de ciudadanía. No faltará nada para que los ocupas de la playa se organicen y cierren trozos de las playas y nos cobren por usarla. La lección de las autoridades públicas es permitir que los ocupas campen en cangas a sus anchas.

Si no se lo creen les invito a darse una vuelta por Cangas, la que gobierna Victoria Portas, apodada:  «la se lleva todo, hasta el patrimonio municipal» la que ni siquiera vive en cangas, la desaparecida, sólo aparece para cobrar su gran y aumentado sueldo que le pagamos todos. Los vecinos llevan años pidiendo audiencia con ella, pero es imposible, ahora se han puesto de acuerdo para esperarla en el supermercado o en el café bar. ver enlace Victoria Portas una alcaldesa con alas

Para finalizar Ya, el año pasado era un desastre, este año, estamos en parada cardiaca, es esencial la intervención del ayuntamiento, corre riesgo la cosa pública y la seguridad de los ciudadanos que cada vez que transitan por zonas peatonales lo hacen por una selva. Las playas rodeadas de hierbas malas, que obligarán a cerrar las mismas. Los vecinos impedidos de reunirse con su alcaldesa o empleada pública bien pagada, porque debe estar ocupada en ver salir el sol esperando a su príncipe azul. Cangas necesita un gobierno, no mandatarias, un gobierno sea del color que sea, incluso con colores combinados para echar a la mandarina que sólo se preocupa de ella misma. Ahora le toca a la oposición, posicionarse y ponerse a trabajar y a las autoridades a intervenir un concello en ruina y en fuerte crisis.

Un recorrido por Cangas de Morrazo, un pueblo abandonado a su suerte