El exlíder de Podemos y sus palmeros progres cargan ahora contra Ferreras por haber dado altavoz a las informaciones del digital de Eduardo Inda

Las dos sentencias que las ‘ratas’ del caso Granadinas de Iglesias ‘olvidan’

El podemita se llevó dos sopapos en los tribunales que se tradujeron en tener que aflojar 30.000 euros del ala

Las dos sentencias que las 'ratas' del caso Granadinas de Iglesias ‘olvidan’
Ángels Barceló, Ignacio Escolar y Pepa Bueno, a salvarle la cara a Pablo Iglesias.

El pataleo de Pablo Iglesias no tiene recorrido una vez que dos sentencias judiciales -una en Primera Instancia y otra de de la Audiencia Provincial de Madrid– dictaminaron probada la veracidad de las informaciones de Okdiario sobre el pago de 272.325 dólares que recibió de la dictadura venezolana.

Su fingido y calculado victimismo oculta algo más: su deseo de volver a vivir de la política luego de haber sido humillado en las urnas por Isabel Díaz Ayuso aquel 4 de mayo de 2021.

Estamos ante una nueva performance a la que tan acostumbrados nos tienen los podemitas en la que Iglesias pretende desviar la mirada sobre sus oscuras mamandurrias bolivarianas utilizando como tabla de salvación los audios de un cloaquero como José Villarejo.

Resulta patético que el mismo político que presumía de haberse instalado en La Moncloa tras haber vencido a las mafiosas cloacas –«Queridos amigos de las cloacas, estamos en el Gobierno», fue lo primero que dijo el comunista al pisar moqueta– ahora se aferre a ellas como a un clavo ardiendo para captar la atención mediática.

Y huele a cobardía y traición ver a emblemáticos referentes de la izquierda mediática dar ahora lecciones de periodismo olvidando las horas que se han pasado chupando cámara en laSexta y en Al Rojo Vivo.

Ahí están los Ignacio Escolar, Pepa Bueno o Ángels Barceló que ahora se ponen del lado de un Iglesias que no tiene argumentos que contraponer a lo que es una realidad patente, las sentencias judiciales.

Pablo Iglesias secándose las lágrimas de cocodrilo.

LOS DOS REVOLCONES JUDICIALES

Lo que resulta completamente irrefutable es que, hasta la fecha, a Pablo Iglesias le han dado ‘mandanga’ de la buena en los tribunales de Justicia.

Su empeño en querer desacreditar las informaciones sacadas por el digital de Eduardo Inda ha acabado siempre con el mismo resultado, el de tener que morder el polvo judicial.

En mayo de 2018, la Audiencia Provincial de Madrid desestimó la demanda que había formulado el entoces secretario general de Unidas Podemos contra OkDiario por la publicación de una información que Iglesias entendía falsa y que atribuía un supuesto pago del Gobierno de Venezuela en el paraíso fiscal de las Granadinas.

El Juzgado de Primera Instancia número 84 de Madrid archivó la denuncia presentada por el político morado e incluso, para desdoro de este, llegó a señalar que aquella información era «veraz, contrastada en fuentes policiales, alejada de una mera invención y de interés general».

La magistrada a cargo de este caso condenó al cofundador de Podemos al pago de las costas del procedimiento judicial.

Ante esa situación, los representantes legales de Pablo Iglesias, por orden de este, claro, presentaron un recurso ante la Audiencia Provincial de Madrid, donde tampoco encontraron lo que buscaban.

Así las cosas, la Sección Octava de la Audiencia dictaminó que los autores de la información sacada por Okdiario habían actuado «de forma escrupulosa en el ejercicio del derecho a la libertad de información y de expresión».

El tribunal volvió entonces a condenar a Pablo Iglesias al pago de las costas judiciales.

Aquella resolución de los tribunales supuso para el político populista el desembolso de una cantidad cercana a los 30.000 euros en concepto de honorarios del abogado y procurador de Dos Mil Palabras SA, la empresa editora de diario digital de Eduardo Inda.

Te puede interesar

ENCUENTRA LOS PRODUCTOS QUE TE INTERESAN

¡¡¡ BÚSQUEDA DE LAS MEJORES OFERTAS ONLINE !!!

Obtener los mejores resultados de tu búsqueda de productos

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído