ELOGIAR A FRANCO, EN CAMBIO, PUEDE COSTAR UN MULTAZO DE 150.000 EUROS

Ensalzar a los asesinos de ETA: La pancarta que sí sale gratis

Un colegio de Villabona representa el último ejemplo de la impunidad judicial que tienen los simpetizantes de los etarras

Una pancarta en favor de presos etarras en Villabona (Guipúzcoa).
Una pancarta en favor de presos etarras en Villabona (Guipúzcoa).

Esta es la España que está dejando en herencia Pedro Sánchez.

Ahora mismo, con la ley en la mano, no cuesta un solo céntimo ensalzar a los asesinos terroristas de ETA. Es más, se pueden poner pancartas reclamando su libertad y sin importar si se colocan en un edificio privado o en un recinto público como es un colegio.

Sin embargo, tratar de hacer proselitismo del franquismo le puede costar al susodicho autor nada más y nada menos que un multazo de hasta 150.000 euros.

Y es que la llamada ley de memoria democrática quiere acabar a todas luces con cualquier referencia a favor del Generalísimo.

Una de las principales novedades de la ley de memoria democrática respecto a la norma aprobada en 2007, la ley de memoria histórica, es la incorporación de sanciones por incumplimiento que irán de los 200 a los 150.000 euros, según el tipo de infracción (muy grave, grave o leve).

Entre las muy graves figuran, por ejemplo, trasladar restos de víctimas de la Guerra Civil sin la autorización necesaria, destruir fosas comunes, lugares de memoria y homenaje y los actos de exaltación del franquismo que conlleven un grave menosprecio a las víctimas.

El coste de las infracciones graves será entre 2.000 y 10.000 euros y las multas para las consideradas leves, entre 200 y 2.000. Además, el Gobierno Sánchez aclara que se modificará la ley de asociaciones para actuar contra aquellas que realicen apología del franquismo o inciten al odio contra las víctimas.

Se insiste desde el Ejecutivo socialcomunista que no va a poder existir en España ninguna asociación que enaltezca a figuras totalitarias o a la dictadura.

La extinción de este tipo de organismos, como la Fundación Franco, según el Gobierno, corresponderá al Ministerio de Cultura. La Fundación Franco, que atesora 30.000 documentos históricos, dejó de recibir subvenciones hace años. Se financia con los donativos de sus socios, que sí se benefician de deducciones fiscales por ello.

El propio Alfonso Ussía así lo dejaba clarinete en un artículo en El Debate.

El escritor acometía una lista tremenda de, precisamente, todas las cosas buenas que dejó tras de sí Franco. Hace la suma y asegura que ya hoy le podrían poner una multa millonaria (1.650.000 euros), ya que le salen 11 aspectos a destacar del franquismo. Baste con un ejemplo:

Me la juego. El régimen franquista se encontró con una nación devastada, una economía destrozada, una población hambrienta y un futuro sin esperanza. Veinticinco años más tarde, España era la novena potencia económica del mundo. 150.000 euros de multa.

LA DOBLE VARA DE MEDIR CON ETA Y SUS SIMPATIZANTES

Lo surrealista del caso es que, en cambio, mientras se persigue cualquier guiño hacia el franquismo, aún sí que se permiten todo tipo de alabanzas y enaltecimientos del terrorismo.

El último ejemplo, lo sucedido en un colegio guipuzcoano, donde en la cancha de deportes se ha colocado una pancarta en la que se reclama la liberación de unos presos de ETA.

Pero es más, si uno va a al detalle, justo detrás hay un edificio de viviendas en el que se aprecia otra pancarta en la que se pide el acercamiento de los reclusos de la banda terrorista.

Sin embargo, ni a unos ni a otros les va a costar un euro esa reivindicación y ese enaltecimiento a los miembros de la sanguinaria banda de asesinos:

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído