LA MINISTRA DE DERECHOS SOCIALES CENSURA A LA RAZÓN POR HABLAR DEL CUERPO DE LAS MUJERES CUANDO ELLA HIZO EXACTAMENTE LO MISMO

¡Menudo corte! El zasca que se lleva Belarra por criticar un reportaje sobre los modelitos de las mujeres de Podemos

La también responsable de Agenda 2030 exigió a las féminas moradas "no vestir primorosamente"

Ione Belarra y el reportaje de La Razón.
Ione Belarra y el reportaje de La Razón.

Hablar por hablar.

Aparte de ser el título de un programa mítico de las madrugadas de la Cadena SER, también es aplicable a aquellas personas que parlotean neciamente a la hora de acusar a otras de acciones que ellas mismas habían perpetrado con anterioridad.

Y eso es lo que le ha sucedido a Ione Belarra, otra que sufre una incontenible verborrea y que este fin de semana del 16-17 de julio de 2022 se ha puesto cabreada como una mona por un reportaje en La Razón sobre la moda de los políticos españoles.

Lo que a la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 le ha cabreado soberanamente es que se hable de las mujeres y más en concreto de las podemitas.

La política morada se pone muy digna y le dice a los responsables del diario dirigido por Francisco Marhuenda que está muy feo eso de ponerse a parlotear sobre las mujeres y sobre su anatomía corporal:

El problema para Belarra es que ella también tiene un pasado. Y además bastante reciente.

Porque la ministra violeta, ya que tanto presume de ir dando lecciones a los demás de lo que se puede y no se puede hablar, olvida que ella misma fue la primera en poner sobre la mesa la vestimenta de las mujeres que conforman Unidas Podemos.

Hace justo un año, en junio de 2021, Belarra presentaba una guía dirigida a las mujeres del partido morado para que sigan las instrucciones y las apliquen a su forma de vestir, expresarse y comportarse ante el público.

El ‘Protocolo Comunicación feminista’, que así se llamó el documento de marras, exigía que se huyese de «mujeres primorosamente arregladas porque se sexualiza su imagen».

Asimismo, se exigía que hubiese todo tipo de cuerpos de mujeres en la formación populista. Es decir, altas, bajas, gordas, delgadas…

Según Belarra y quienes colaboraron en ese panfleto:

Hablar de la gente implica retratar su diversidad. Diversidad de cuerpos, de edades, de familias, de expresiones, de culturas.

De hecho, llama poderosamente la atención la tirria que la ministra de Derechos Sociales tiene por las mujeres que están en su peso ideal o incluso más delgadas, como son los casos de Yolanda Díaz e Irene Montero.

Para Belarra el ideal de mujer es, qué casualidad, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quien no se caracteriza precisamente por ser un ejemplo de persona anoréxica o con poco afán de querer sentarse en una buena mesa.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído