FEIJÓO ASPIRA, INCLUSO, A OBTENER LA MAYORÍA ABSOLUTA

El PP aterroriza a Sánchez con arrebatarle estas tres plazas: Valencia, Castilla-La Mancha y La Moncloa

Demoscópicamente, los populares duplican sus expectativas en el número de escaños mientras que el PSOE no deja de caer

Pedro Sánchez.
Pedro Sánchez.

El panorama se le presenta más negro que una cueva prehistórica.

Pedro Sánchez sabe que le queda un año y medio de legislatura plagado de sobresaltos y ya ni siquiera la promoción que le brindará el hecho de que España ejerza en el segundo semestre de 2023 la presidencia de turno de la Unión Europea supone un acicate para el PSOE.

La situación es la que es, una economía hecha unos auténticos zorros: tarifazo eléctrico, IPC desbocado, combustibles a precio de champán francés y sueldos congelados, en el mejor de los casos, cuando no recortados.

Y, claro está, eso se refleja en las encuestas y hasta en el ánimo del principal partido de la oposición.

El Partido Popular de Alberto Núñez Feijóo no solo sale cada vez más reforzado de cada sondeo, sino que además sueña con unas metas que, por ejemplo, a finales de febrero de 2022, con la formación en rompan filas, se consideraban no solo imposibles, sino utópicos en toda regla.

Ahora, tal y como fuentes de Génova 13 le cuentan a Carmen Morodo en La Razón, no solo ya se da por factible ganar los comicios generales de finales de 2023, sino que además se sueña con la posibilidad de una mayoría absoluta.

De hecho, solo hay que situarse en esos últimos días de febrero de 2022 cuando estalla la guerra definitiva entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso con la trama de espionaje hacia el hermano de la presidenta de la Comunidad de Madrid.

El entonces presidente de los populares se encastilla en la planta séptima y se niega a dar un paso al costado hasta que los acontecimientos le fuerzan a hacerlo.

Justo en ese momento, una encuesta ponía a VOX por encima del PP y con poco más de 80 escaños. La formación de Génova 13 era un boxeador tirado en la lona, noqueado y a un paso de arrojar definitivamente la toalla.

Sin embargo, la llegada de Feijóo supuso un revulsivo en cuestión de poco más de 100 días el nuevo mandatario de los populares ha revertido la situación hasta tal punto que, de momento, ya casi duplica en número de parlamentarios que le dan las tendencias demoscópicas.

De poco más de esos 80 sillones en el Congreso de los Diputados, ahora sobrepasa ya los 140 en algunos sondeos.

Y teniendo en cuenta lo que falta de aquí a diciembre de 2023 la posibilidad de la mayoría absoluta ya no se percibe como una quimera.

Pero es que hay más en ese ánimo subido en el entorno del PP.

Y es que una excelente prueba de fuego van a ser las elecciones autónómicas y municipales del 28 de mayo de 2023.

El PP se pone como objetivo que puede dejar para los restos al presidente del Gobierno la consecución de dos autonomías que actualmente están en manos del PSOE, la Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha.

A Ximo Puig y a Emiliano García-Page no les cabe un cacahuete más del temor que tienen a verse superados por los populares.

Y es que ambos dirigentes, aunque al final comulgan con las ruedas de molino de Pedro Sánchez, no dejan de reconocer que, hoy por hoy, el jefe del Ejecutivo estatal es un lastre para las expectativas nacionales y territoriales del PSOE.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído