EL VÁSTAGO DEL POLÍTICO DEL PP YA PADECIÓ UN ACOSO SIMILAR EN 2021

Bildu, el socio preferente de Sánchez, se niega a condenar la agresión proetarra sufrida por el hijo de Carlos Iturgaiz

Carlos Iturgaiz: "Más que nunca debemos pasar de palabras a hechos y aislar a los proetarras"

Arnaldo Otegi y Carlos Iturgaiz.
Arnaldo Otegi y Carlos Iturgaiz.

Una muesca más.

EH Bildu, el socio preferente de Pedro Sánchez, sigue campando a sus anchas y chapoteando en el lodo de la indignidad.

Los Arnaldo Otegi, Mertxe Aizpurua y otros herederos políticos de la banda terrorista ETA demuestran a cada palabra que pronuncian lo que verdaderamente son en realidad, gente de todo menos de paz.

El último ejemplo es claro y evidente.

El hijo de Carlos Iturgaiz (PP), Mikel, sufrió el acoso de los proetarras durante la celebración de las fiestas de Guecho (Vizcaya).

Los hechos fueron rápidamente condenados en el pleno del consistorio vasco, a excepción hecha de EH Bildu, quien rehusó a sumarse al texto en apoyo al vástago de quien fuera candidato a la Presidencia en las elecciones del País Vasco del 12 de julio de 2020.

Obviamente, la repulsa no solo ya por las amenazas hacia Mikel, sino por la postura de los herederos políticos de los terroristas, no se hizo esperar.

Fue el propio Carlos Iturgaiz quien denunció esa posición de EH Bildu:

Y seguidamente otros cargos del PP, diversas personalidades y ciudadanos anónimos respaldaron al político vasco y se solidarizaron ante la nueva provocación de los bilduetarras:

El propio Mikel agradeció los apoyos recibidos en sus redes sociales:

NO ES LA PRIMERA AGRESIÓN

Lamentablemente, Mikel Iturgaiz ya sabe de qué palo van los seguidores del entorno proetarra.

Hace justo un año, en 2021, sufrió un episodio similar.

Mikel Iturgaiz, hijo del líder del PP vasco, tuvo que soportar toda clase de amenazas por parte de un sector del público en Guernica durante la disputa de un partido de fútbol.

Te vamos a quemar vivo con tu puto padre, fachita de mierda.

Esos fueron algunos de los insultos registrados en el acta arbitral.

Una frase que encerraba toda la tensión que aún han de soportar los que no piensan como ellos en el País Vasco y otras zonas de España. Otro ejemplo más de la ‘concordia’ por la que aboga Pedro Sánchez y su Gobierno.

Mikel, de 23 años, es futbolista. Jugaba el Askartza, la final de la Copa Vizcaya de Regional Preferente, cuando un grupo de simpatizantes ‘abertzales’ comenzó a proferir todo tipo de insultos desde las gradas del campo de Urbieta, donde había unas 600 personas.

Te puede interesar

MARCAS

TODAS LAS OFERTAS DE TU MARCA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas online de tu marca favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído