LOS SOCIALISTAS LLEVAN FUERA DEL PODER EN LA CAPITAL DE ESPAÑA DESDE EL VERANO DE 1989

La desesperada estrategia de Sánchez para arrebatar la alcaldía de Madrid al PP: quiere a Marlaska como candidato del PSOE

Margarita Robles está en la recámara, aunque la titular de Defensa es reacia a dejar el Gobierno socialcomunista

Pedro Sánchez y Fernando Grande-Marlaska.
Pedro Sánchez y Fernando Grande-Marlaska.

¡Ojo al dato!, que diría José María García.

Quedan poco más de nueve meses para las elecciones municipales y autonómicas y, como diría el popular periodista deportivo, el rumor es la antesala de la noticia.

Pedro Sánchez está frito por arrebatarle al Partido Popular una de las joyas de la corona, la ciudad de Madrid, y se ha puesto manos a la obra a darle vueltas al magín.

Tal y como cuenta el digital Okdiario, y como se viene insinuando desde hace algunos meses, el presidente del Gobierno pretende hacer designaciones directas y ha puesto su mirada en los miembros del Consejo de Ministros.

Para disputarle el bastón de mando a José Luis Martínez-Almeida, el mandatario socialcomunista tiene en su lista de prioridades al titular de Interior.

Fernando Grande-Marlaska es el nombre que baraja Sánchez para que se bata el cobre por la poltrona alguacilesca del Palacio de Cibeles.

De hecho, el jefe del Ejecutivo socialcomunista lleva tiempo intentando articular el modo de poder quitarse de encima al responsable del Ministerio de Interior, al que ya le tendría además buscado sustituto, Antonio Hernando.

Y Sánchez ve en esa cita de finales de mayo de 2023 la ocasión pintiparada para desembarazarse de Marlaska.

No obstante, si le fallase la opción de Marlaska, cabe la posibilidad de que fuera Margarita Robles la cabeza de cartel del PSOE para la capital de España, aunque no parece muy por la labor de dejar Defensa.

Lo que parece claro es que la actual delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, pese a postularse como la aspirante a pelear con Almeida, no consigue el fervor y el respaldo de la militancia socialista de la capital.

Lo cierto es que el Ayuntamiento madrileño se ha convertido en una obsesión para el PSOE que, desde la moción de censura a Juan Barranco en 1989, interpuesta por Agustín Rodríguez Sahagún (CDS) y José Luis Álvarez del Manzano (PP), no ha vuelto a pisar el despacho noble.

Y eso que en 2015 tuvo la ocasión Antonio Miguel Carmona, con los votos de la entonces candidata popular y ganadora de los comicios, Esperanza Aguirre, de obtener el Consistorio de Madrid para las siglas del PSOE.

Pero desde las altas esferas de Ferraz, es decir Pedro Sánchez, se le ordenó rechazar el ofrecimiento de los populares y apoyar a la candidata de Ahora Madrid, Manuela Carmena.

ICETA, DE OCA EN OCA

A otro que tampoco termina de encontrarle acomodo es a Miquel Iceta.

El ‘bailongo’ socialista disfrutó poco tiempo de su primera cartera ministerial, la de Administraciones Territoriales y Función Pública, ni siquiera llegó a los seis meses y ahora, con poco más de un año al frente de Cultura y Deportes, parece que le espera un nuevo destino.

El inquilino de La Moncloa pretende darle el pasaporte a las elecciones municipales para que intente hacerse con la Alcaldía de Barcelona.

Cierto es que el escenario es un auténtico campo de minas ya que la populista Ada Colau, a pesar de su pésima gestión, puede acabar tejiendo alianzas para permanecer en el cargo.

Las encuestas dan como favorito a Ernest Maragall, de ERC, aunque en el entorno de Sánchez se confía en repetir lo sucedido en las autonómicas del 14 de febrero de 2021 cuando ganó las elecciones el exministro de Sanidad, Salvador Illa.

Te puede interesar

MARCAS

TODAS LAS OFERTAS DE TU MARCA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas online de tu marca favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído