AUTORITARIOS

El ‘apartheid lingüístico’ catalanista de Ximo Puig ya tiene su primera víctima… y habrá más

El caso de la profesora despedida por no tener el título de valenciano es solo la punta del iceberg de que ocurre en Valencia

Ximo Puig, en el Palau de la Generalitat Valenciana.
Ximo Puig, en el Palau de la Generalitat Valenciana.

Cuando la coalición catalanista (muchos de sus militantes y cargos públicos no ocultan sus tendencias independentistas catalanistas) Compromís llegaba al Gobierno valenciano de la mano del socialista Ximo Puig tenía un plan: catalanizar la escuela pública valenciana con dos patas en su hoja de ruta, imposición y adoctrinamiento.

Muchas han sido las quejas de los padres, profesorado y alumnos sobre el brutal proceso de inmersión lingüística impulsadas por la conselleria de Educación, que condujo Vicent Marzà, pero es que en el Palau de la Generalitat y en Presidencia se asistía con entusiasmo a este proceso: Ximo Puig es catalanista, no es solo cosa de sus socios radicales.

En la Comunidad Valenciana hay mucha tensión, Puig ha generado un problema donde no lo había y precisamente los últimos casos de discriminación lingüística sufridos en la Comunidad Valenciana por parte de alumnos y profesores por utilizar el español han provocado que diferentes asociaciones convoquen manifestaciones por toda España y Europa para garantizar el uso del español en escuelas y Administraciones públicas.

La asociación por los derechos lingüísticos ha convocado para el  domingo 18 de septiembre diferentes concentraciones y carpas en diferentes ciudades españolas y europeas para que el español esté garantizado en «los colegios y en las Administraciones públicas de toda España».

El problema que se vive en Alicante, Castellón y Valencia, un apartheid lingüístico, se ha visualizado gracias al caso de una profesora de música, despedida tras 35 años de profesión por “no saber valenciano”. Pero hay y habrá más víctimas por la deriva radical de Ximo Puig.

El caso de la profesora

Encarna Grau tiene 62 años y fue la primera profesora de música de trompa con título en España, en 1980, pero ahora después de casi cuatro décadas de docencia como interina, se queda sin empleo por no tener el título de valenciano. Y ha presentado una «denuncia» a la Generalitat para reclamar su puesto.

«Es dramático, injusto, discriminatorio: me han quitado mis derechos de toda una vida, para que ahora me digan ‘vete a tu casa’», se lamenta, a quien no se le acaban los adjetivos para desahogarse por verse en el paro, tal y como relata ABC.

El mencionado diario cuenta los vergonzosos detalles de su caso. Esta exclusión por el requisito lingüístico le ha rememorado otros tiempos de la dictadura, como acto «autoritario impropio de la democracia Franco murió cuando yo tenía 15 años y mi padre comentaba en casa ‘qué pena que haya gente que por no jurar sobre el Movimiento, por sus ideales, se van a coger naranjas’, y ahora a mí me ha pasado lo mismo».

Y explica ABC que Encarna es valenciano-hablante. De hecho, habla indistintamente a sus alumnos en la lengua que cada uno prefiere, entre ellos una estudiante rumana. «El lenguaje de la música es universal, y si no tengo el título de valenciano, no me lo puntúes, pero si he estado trabajando y lo he intentado, me he presentado al examen, pues puntúalo a quienes lo tengan y valóraselo, mientras para mí que cuenten otras cosas», plantea a la Generalitat Valenciana.

Aunque posee un título de valenciano oral, no aprobó el exigido por la Conselleria, que aprobó hace unos años una moratoria para los profesores que no lo tienen. «Para hacer el curso lo ponen muy difícil, hay gente que ha terminado en el instituto y ha tenido el valenciano como asignatura siempre, y los echan para atrás», subraya.

De hecho, por su edad, ella nunca aprendió valenciano ni en el colegio ni en el Bachillerato o la Universidad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Lo más leído